Hablando Franco

0

La violencia continúa en Sonora… no hay que acostumbrarse

Otras cinco personas fueron ejecutadas y dos más resultaron lesionadas, en hechos ocurridos la madrugada de este lunes en la carretera federal número 15, México-Nogales, en el tramo entre Benjamín Hill y Santa Ana, en donde dejaron los cadáveres junto a un pick up incinerado y además, les dejaron un mensaje, es decir, tuvieron tiempo para todo.

Tal vez la caída de las redes como Facebook, Instagram y WhatsApp contribuyó a que este hecho fuer menos visualizado o nos estamos acostumbrando a este tipo de masacres, ya que hubo muy pocos comentarios al respecto.

Sin embargo, es un hecho al que no debemos de acostumbrarnos y menos se debe de permitir, por lo que urgen acciones contundentes en contra de la delincuencia, que a pesar de operativos y códigos rojos, azules, morados o del color que usted quiera, simple y sencillamente continúan haciendo de las suyas.

De acuerdo con el reporte de la Fiscalía General de Justicia, que encabeza Claudia Indira Contreras, el pick up que fue quemado llevaba pedacería de fierro y no se informó que hubiese armas en el sitio o entre los cuerpos.

Sin embargo, les dejaron una advertencia en un cartón “Esto es lo que les va a pasar a todos los ratas que anden robando fierros y desmantelando ranchos”, así que como decían las abuelas “sobre aviso no hay engaño”.

Empero, aún y en el caso de que los occisos se hayan dedicado a esas actividades, nadie debería hacer justicia por su propia mano, así que tal vez esa sea una línea de investigación de la Fiscalía.

Lo peor, es que por más buenas intenciones por parte de la Secretaria de Seguridad, María Dolores del Río, no se ha logrado ninguna acción contundente en contra de la delincuencia y por el contrario, continúan actuando con total impunidad.

 

Caída de Facebook muestra vulnerabilidad de usuarios

 

Aunque por un lado para muchas empresas representó cuantiosas pérdidas la caída de las plataformas de Facebook, WhatsApp e Instagram, lo cierto es que para otras, hubo un aumento en la productividad, ya que los empleados no perdieron tiempo revisando los estados de amigos y familiares.

Lo que es un hecho es que el problema tecnológico que se registró en esas plataformas ocasionó un tremendo caos en el sistema de comunicaciones, y sobre todo, provocó cuantiosas pérdidas económicas para empresas y particulares que utilizan principalmente Facebook para sus transacciones y en el caso de WhatsApp para la comunicación con empleados y proveedores.

Asimismo, mostró la vulnerabilidad en las que nos encontramos y los daños que podría ocasionar una caída más prolongada, ya que ésta fue de entre seis y ocho horas, pero además, trascendió que se expusieron datos personales de miles de usuarios, aunque la firma lo negó, así como que el problema hubiese sido a causa de un hackeo.

En lo personal, prefiero siempre las conversaciones telefónicas a enviar mensajes por WhatsApp, aunque naturalmente aprovechamos las ventajas de la plataforma para enviar textos e imágenes, sin embargo, en materia de comunicación directa, como representante de la vieja escuela, me inclino por las conversaciones directas.

Cabe señalar que no solo las empresas y particulares utilizamos este tipo de comunicación, sino que también lo hacen las instancias de gobierno para enviar mensajes y alertas a la ciudadanía, de ahí la magnitud que representa la caída de este tipo de plataformas, por lo que es muy importante ir creando alternativas seguras para en caso de que ocurran situaciones similares en el futuro.

 

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.