Convierten en tirano a Superman

0

 

Todos, hasta los corazones más puros, son corruptibles si la tragedia adecuada activa los mecanismos necesarios en ellos.

«Injustice», la esperada película animada que DC lanzará on demand el 19 de octubre (en varias plataformas), coloca al mayor ícono de la compañía, Superman, en una pesadilla.
Por medio de un gas y kriptonita, Joker hace creer al Hombre de Acero que Lois Lane es un enemigo.
Superman lleva al aparente monstruo al espacio, y allí su corazón se detiene, activando así una bomba que destruye Metrópolis.
El superhéroe lo pierde todo a la vez: su ciudad, la mujer que ama y a su hijo, pues la periodista estaba embarazada.
Son apenas los primeros minutos del filme, pero un puñetazo que deja sin aire al espectador y a los fans del hombre de la capa roja.
«Jamás le habría deseado esta historia a Superman. Para mí, habría sido como desearle eso a un ser querido. Toda la secuencia inicial es un shock. Ahí empieza todo, el drama brota.
«Es algo tremendamente brutal. Jamás lo habría imaginado, pero es un genial catalizador», admite, desde el otro lado del teléfono, Matt Peters (Justice League Dark: Apokolips War), director del largometraje.
«Injustice» está basada en el videojuego y los cómics homónimos de Tom Taylor que, asentados en el multiverso de DC, imaginan a un Superman (aquí con la voz de Justin Hartley) vuelto tirano.
Decidido a que nunca otro inocente sufra, empieza a matar villanos, a acabar con ejércitos y armas mundiales, a imaginar un mundo puro donde ni el menor crimen será tolerado.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.