A los diputados le falta escuchar más a pueblo

0

Argumentó que la aprobación del matrimonio igualitario debió estar precedida por una consulta entre la ciudadanía

Luego de aclarar que la iglesia católica respeta y valora la dignidad del ser humano son importar religión, posición política, condiciones económicas, culturales y sexuales, el arzobispo de Hermosillo, Ruy Rendón Leal, consideró que a los diputados les falta escuchar más al pueblo que los eligió.

En alusión a las reformas realizada al Código de Familia para el Estado de Sonora, con las cuales se aprueba la figura del matrimonio igualitario en la entidad, el representante de la iglesia católica abundó que es muy importante que cada iniciativa a presentar y represente discusión en el Pleno del Congreso del Estado debería  estar precedida de una consulta.

“Es importante platicar con los ciudadanos que lo elegimos para este cargo tan valioso”, reiteró monseñor al abundar que el Presidente de la República reitera mucho de que se debe escuchar al pueblo bueno y sabio.

Con respecto a las modificaciones  aprobadas por los legisladores locales, convirtiendo a Sonora en el estado número 24 donde se aprueban los matrimonios igualitarios, Rendón Leal reiteró que respeta a todos los seres humanos sin importar cualquier condición particular que tengan.

Aclaró que la doctrina de la iglesia está avalada por el acta constitutiva  que cuentan como asociación religiosa  y la cual se centra en tres documentos importantes que son la biblia, el código de derecho canónico  que es la ley de la iglesia y el catecismo.

“En este sentido, el  matrimonio tal como lo entendemos es entre un hombre y una mujer, porque en la pareja se genera la vida y la protección de esa vida, cosa  que no sucede en las parejas del mismo sexo”, subrayó.

La palabra matrimonio expresa matriz, vientre, generación de vida cuidado y protección de la misma y en una pareja del mismo sexo sencillamente no se da, resaltó.

“Puede haber otras expresiones, incluso hace años había un concepto o una expresión que daba entender que personas podrían asociarse y convivir y que la ley los podría proteger, entonces  se podría pensar en otro tipo de palabras o expresiones”, puntualizó.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.