Proponen app para “garantizar el consentimiento sexual” en Dinamarca

0

En Dinamarca se creó una aplicación llamada iConsent que permite a una pareja formalizar el consentimiento sexual previo a una cita de este tipo. Pese a sus intenciones generó un importante debate entre los usuarios.

Luego de modificar el Código Penal para tomar medidas en un país donde la mayor prevalencia de violaciones está presente en mujeres y adolescentes de 15 años de edad, sel sexo sin consentimiento explícito se consideró una violación.

Sin embargo, de acuerdo con la abogada especializada en derecho informático, Marina Demtschenko, aún queda mucho por hacer en el campo de la educación sexual integral y las ciber interacciones.

¿Qué papel desempeña iConsent en este contexto?
La empresa Schellenbauer & Co propone emplear la aplicación iConsent para explicitar el consentimiento de una relación sexual en un tiempo determinado por 24 horas. Una vez que este expire, el permiso también lo hará.

Aunque la no es legalmente vinculante, puede generar evidencia en caso de presentarse un delito como abuso físico, chantaje o violación sexual.

“La aplicación también contiene consejos sobre sexualidad, contracepción y enlaces a páginas que ofrecen ayuda en caso de haber sufrido un abuso”, explica la compañía.

Las criticas sobre iConsent

Pese a que iConsent podría plantear una medida de control sobre el consentimiento sexual, usuarios criticaron que otras aplicaciones que siguieron este patrón, como “We-Consent” en 2015, mostraron algunos errores.

Para Anna Fast Nilsson, una de las desarrolladoras de la app, esta podría contribuir a generar una mayor concientización sobre los encuentros sexuales y la sana comunicación entre los involucrados en él.

“Hay muchas violaciones y muchas no se condenan porque es una palabra contra la otra, así que esperamos poder proporcionar algo de pruebas, como mínimo algún tipo de documentación”, mencionó para más tarde hacer énfasis en que “esto no elimina la responsabilidad de cada persona.”

Sin embargo se criticó en redes el tema del consentimiento una vez en el encuentro sexual. Si la aplicación aprueba previamente el consentimiento de ambas personas, estas tendrían un compromiso previo al momento del acto, lo que podría cambiar si una vez en él alguna de las dos personas no quisiera sostenerlo.

“El consentimiento documentado debería permitir la posibilidad de su revocación en todo momento. ¿Cómo opera un programa informático como este, en supuestos tan complejos como lo es la “mutabilidad” de la voluntad a lo largo por ejemplo, de esas mismas 24hs? Puedo brindarlo y documentarlo, y al rato, quitarlo por cualquier causa. Es demasiado complejo el asunto como para que pueda automatizarse”, señaló Demtschenko al respecto.

La seguridad cibernética también representaría un problema, ya que podría presentarse el robo de identidad o de cuenta entre los usuarios.

En otros términos, la app tampoco garantizaría la seguridad de las personas en el encuentro ni que no se cometieran actos como la denigración o sometimiento, así como tampoco sobre las falsas denuncias ni acusaciones.

Sobre esto, los creadores de la app mantienen firma su idea añadiendo que es importante seguir trabajando en otros aristas sobre la responsabilidad sexual y el consentimiento.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.