Sepultan al príncipe Felipe

0

¿

El Príncipe Felipe fue enterrado en la bóveda real de la Capilla de San Jorge junto con los restos de otros 24 miembros de la realeza, incluidos tres Reyes de Inglaterra. Pero probablemente no será su lugar de descanso permanente.
El mayor de los siete lugares de entierro dentro de la Capilla, la bóveda, alberga los restos del Rey Jorge III, cuyo reinado de casi seis décadas incluyó los años de la Revolución Americana. Sus hijos, el Rey Jorge IV y el Rey Guillermo IV, también están enterrados allí.
La bóveda también ha sido el lugar de descanso temporal de casi 30 miembros de la realeza, incluida la madre de Felipe, la Princesa Andrés de Grecia. Sus restos fueron trasladados al convento del Monte de los Olivos en Jerusalén, donde ahora se encuentran cerca de su tía, la gran Duquesa Serge de Rusia.
El Rey Jorge VI, padre de la Reina Isabel II, fue enterrado en la bóveda real durante 17 años antes de que sus restos fueran trasladados a la Capilla conmemorativa del Rey Jorge VI en St. George en 1969. Su esposa, la Reina Isabel, la Reina madre y su hija, la Princesa Margaret, fue enterrada junto a él después de su muerte en 2002.
Después de la muerte de la Reina Isabel II, se espera que ella y Felipe sean enterrados en el cementerio real de Frogmore Estate, cerca del Castillo de Windsor. Felipe murió el 9 de abril a los 99 años.

 

Se reencuentran  Guillermo y Enrique

Encuentros y apariciones de algunos miembros de la familia real británica se dieron este sábado durante el entierro del Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, el cual estuvo cubierto de sobriedad y protocolo.
Si bien el personaje central del funeral fue la Reina Isabel, las miradas estuvieron puestas en los Príncipes Enrique y Guillermo, cuyas relaciones son tensas, desde que Enrique decidió separarse de la familia real.
Ésta fue la primera aparición pública de Enrique, de 36 años, con la realeza desde que él y su esposa Meghan, que no viajó al Reino Unido por estar embarazada, abandonaron sus funciones reales y se fueron a vivir a California.
Enrique no caminó tras el féretro junto a su hermano, de 38 años. Entre ellos se situó su primo Peter Phillips, lo que alimentó las especulaciones sobre una persistente disputa.

Compartir.

Deje una respuesta