Reconocen trayectoria de José Carlos Ruiz tras 60 años de carrera artística

0

El histrión fue galardonado en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato

En una ocasión, el primer actor José Carlos Ruiz explicó que la manera en que comenzaba a construir cada uno de sus personajes era caminando: “Tengo que seguir sus pasos, cuando encuentro la manera en que camina mi personaje voy conociendo su personalidad”, dijo entonces.

Por más de 60 años el actor ha caminado junto a sus personajes y el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF por sus siglas en inglés) ha decidido reconocer su carrera en el arranque de su edición 22, en San Miguel de Allende al entregarle la Cruz de Plata y la Medalla Filmoteca de la UNAM, por su aporte al séptimo arte mexicano.

“Estar en San Miguel es un privilegio, por sus calles y su magia, pero sobre todo por la bondad de su gente. Quiero agradecer su presencia, esto para mí es un aviso de que la hermandad nos hace felices”, dijo el actor al recibir su reconocimiento en el Jardín Principal del centro de la ciudad.

“Creo que la cultura de un pueblo es lo más maravilloso que puede haber en el mundo. Me siento tan honrado que tendría que llorar para que, si no me creen, me creyeran. El cine es el camino en el que me metió la vida y nunca me ha desviado”, añadió el histrión, quien llegó a un escenario adaptado para la ceremonia después de un desfile por las calles de la ciudad durante el que viajó en una carreta saludando a sus fanáticos.

Y es que para José Carlos Ruiz el cine es muy significativo desde que era un niño, ya que a muy temprana edad quedó huérfano y fue en el séptimo arte dónde encontró consuelo: “Me iba al cine dónde el boletero ya me conocía y veía las películas. Cuando veía que Fernando Soler regañaba a alguien sentía que me regañaba a mí. Puedo decir que yo no fui a la escuela, fui al cine”, enfatizó.

“Sí bien he hecho teatro y televisión, el cine ha sido todo para mí; el cine ha sido mi oasis y mi refugio. Ojalá que todos ustedes me sigan a través de una película porque si ustedes no están ahí, el actor no sirve para nada”, añadió.

Dentro de su filmografía destacan títulos como Emiliano Zapata (1970), El Apando (1976), Goitia, un dios para sí mismo (1988) y Salvador (1986), este último bajo el mando de Oliver Stone. Su trabajo le ha valido 11 nominaciones a los premios Ariel de los cuales ha ganado seis, el más reciente de ellos por Almacenados, que se proyectó después de su homenaje.

Antes de despedirse también hizo una reflexión sobre su profesión: “El actor nunca llega a ninguna parte, es un obrero de todos los días; hoy puede estar muy bien, mañana puede estar para que lo maten. Entonces, ¿dónde está el primerísimo actor? Sólo somos servidores del productor y el director, pero, más que todo, hombres esperanzados para que nos aplaudan y nos crean”, concluyó en medio de una ovación.

Compartir.

Deje una respuesta