Rebasa violencia a la ficción en el cine

0

Los tráilers con cadáveres recorriendo las calles de Guadalajara, Jalisco, no sólo supera al cine, sino debería dar horror y vergüenza a las autoridades, consideró el secretario general de Asociación Nacional de Actores (ANDA), Jesús Ochoa.
Luego de participar en la entrega del premio “Luz de Plata”, el actor calificó como tenebroso lo que los mexicanos ven casi todos los días ante la violencia que vive el País y la ineficiencia gubernamental.
“Ni a Hitchcock se le hubiera ocurrido. Es tenebroso, nos supera. El cine va detrás de eso, pero el cine no está para mandar postales, sino para mostrar todos los renglones de nuestro País, y de eso se deben ocupar (las autoridades) y confío se ocuparán, y más en Guadalajara”, indicó.
Al cuestionarle si debería dar vergüenza a las autoridades estos hechos, aseguró que no sólo eso.
“Debería dar horror”, señaló tras considerar que el presidente Enrique Peña Nieto debería pronunciarse al respecto.
A principios de septiembre, un tráiler con 273 cadáveres no identificados fue hallado en una bodega de 400 metros cuadrados en Tlaquepaque, Jalisco, desde entonces ha deambulado de un lado a otro ante la queja de los vecinos y el cruce de acusaciones entre autoridades.
Mientras que la productora Bertha Navarro consideró que debe existir mayor presión social ante hechos como éste.
Esos episodios, dijo, son el lado oscuro del cine, por ello consideró que para contrarrestar lo horroroso que ven los mexicanos todos los días, en las pantallas se debe proyectar también lo luminoso que sucede.
“Ese es el lado oscuro del cine, pero también debemos hablar del lado luminoso de las cosas, las maravillosas que tenemos, porque a ese lado oscuro le tenemos que dar luz todos los mexicanos, no podemos esperar que se resuelva quién sabe cómo, tenemos que participar hasta en la seguridad.
“Nosotros tenemos que ser como sociedad más participativos, ya basta de pasividad”, apuntó.
Aseguró que si bien la ineficiencia gubernamental depende de las autoridades, también es necesario que exista más presión social para que cambien las cosas.
“No esperemos a ver qué bonito viene y cambia todo solito, tenemos que ser mucho más participativos”, insistió.

Compartir.

Deje una respuesta