Alimentos que debes evitar si tomas anticoagulantes

0

Los anticoagulantes son medicamentos que ayudan a que no se formen coágulos sanguíneos que puedan desplazarse y causar un daño en el organismo. Su función es muy importante en tratamientos de trombosis venosa y otras enfermedades, sin embargo, la alimentación puede influir en su efectividad. ¡Estos son los alimentos que debes reducir su consumo, si estás tomando anticoagulantes!

Primero te explicamos cómo se forman los coágulos. De acuerdo a Clínica Mayo, los coágulos de sangre se forman cuando las plaquetas y las proteínas plasmáticas se vuelven más espesas, situación que puede producir una lesión en el interior de los vasos.

El peligro comienza, cuando estos coágulos sanguíneos se desplazan, pues podrían causar daños en el organismo. La formación de coágulos se debe principalmente a:

Trombosis venosa profunda

Insuficiencia cardíaca o ataque cardíaco

Obesidad

Enfermedad arterial periférica

Síndrome antifosfolipídico

Accidente cerebrovascular

Entre otros padecimientos

Los anticoagulantes no pueden destruir los coágulos existentes, pero si prevén la aparición de nuevos y que los que están, no aumenten de tamaño o se muevan, por ello, la importancia de seguir al pie de la letra el tratamiento de estos medicamentos. Pero, ¿sabías qué la alimentación puede influir en su efectividad?

Si bien los alimentos ricos en vitamina K son buenos para nuestro organismo, pues ayudan a la coagulación sanguínea. Para las personas que toman anticoagulantes, el consumo de alimentos ricos en vitamina k debe ser menos, pues en caso contrario, podrían reducir la efectividad de los anticoagulantes.

Alimentos que debes reducir su consumo, si tomas anticoagulantes:

Alimentos ricos en vitamina K

Verduras de hoja verde:

Hortalizas color amarillo oscuro

Hígado de cerdo

Remolacha

Repollo

Espárrago

Lechuga romana

Endibia

Cebollino

Perejil

Nabo verde

Espinacas

Col rizada

Col lombarda

Coles de Bruselas

Aceite de oliva

Margarina

Piñones

Ciruelas pasas

Kiwi

Pasas

Higos

La vitamina k en pequeñas cantidades, no te afectará, pero debes tener tus precauciones, sobre todo, si estabas acostumbrada a grandes porciones. ¡Tómalo en cuenta y consulta con tu médico ante cualquier malestar o síntoma!

Fuente: Salud 180

Compartir.

Deje una respuesta