Gradúan 112 alumnos de la Licenciatura en Medicina

0

El talento y capacidad disciplinar, e incluso su formación humanística frente al momento de que incidan en el trato e interacción con sus pacientes, son características que distinguen a los 112 integrantes de la XIV generación de la Licenciatura en Medicina, afirmó Juan Carlos Gálvez Ruiz, director de la División de Ciencias Biológicas de la Universidad de Sonora.
Al presidir la ceremonia de graduación de los egresados del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud, dijo que los hoy pasantes de esa disciplina se encuentran ante el compromiso de poner en práctica en hospitales y clínicas todos los conocimientos adquiridos en el aula, lo cual será una etapa muy importante en su desarrollo como futuros profesionales de la medicina.

En su mensaje hizo saber que el programa educativo del que egresan es un importante referente a nivel regional respecto a su calidad, ya que en pocos años ha logrado los estándares más altos de calidad, tal y como lo dicen los organismos externos de evaluación.
“Estamos seguros de que su formación es la adecuada y habrán de demostrarlo en los lugares donde trabajen, siempre en equipo, porque muchas personas dependerán de todo un esfuerzo conjunto”, expresó.
Por su parte, Miguel Ángel Serdio Santillana, académico del Departamento y padrino de los graduantes, dijo que encontró en esta generación un sentido de pertenencia muy fuerte a la institución, la que les inculcó principios de ética moral y una formación académica de gran calidad para valorar su rol social y la relación médico-paciente.
A su vez, José Guillermo López Cervantes, presidente de la Academia de Medicina y también padrino de los alumnos, advirtió del sentido humanista que debe tener todo médico porque la profesión implica un servicio de esa naturaleza a la sociedad.
José Lucio Naranjo Martínez, a nombre de su generación, dijo que el médico “debe tener una labor humanística dentro de la sociedad, donde el servir es su deber y a eso estamos encomendados”.
En su intervención reconoció que su graduación no es el final de una formación, sino que están frente a otra fase de crecimiento y desarrollo como futuros médicos.
“Nuestro paso por la carrera fue una experiencia llena de aprendizaje y de gran enseñanza, maduración y crecimiento en nuestra formación”, sostuvo al agradecer los apoyos recibidos de sus padres, maestros y la propia Universidad, que los apoyó y alentó a concluir esa fase de sus estudios.
En la ceremonia se proyectó un video conmemorativo de la generación, y se reiteró la felicitación a Mildred Acosta Sau, Isaac Jacobo Núñez Saavedra y Gilda María Vidaurrázaga por ser los alumnos con el mejor desempeño académico de su generación.
Al acto también asistieron Norberto Sotelo Cruz, jefe del Departamento, así como Martha Martínez Figueroa, secretaria de la Unidad Regional Centro.

Compartir.

Deje una respuesta