Adelantan visita al Cerro de la Virgen miles de hermosillenses

0

Cientos de personas aprovecharon el clima seminublado y nublado que imperó durante sábado y domingo para visitar el Cerro de la Virgen, que se ubica en la salir sur de la ciudad, aunque para hoy y mañana se espera el mayor flujo de feligreses que acuden a agradecer algún favor o pedir por algún ser querido que está enfermo o en problemas.

Este domingo, durante una visita que realizó Entorno Informativo por el lugar se apreció en la carretera a decenas de personas, unas en pareja, otras en grupo, algunas cargando a bebés, y otras más en solitario, quienes realizaban la caminata al tradicional lugar.

De acuerdo con las personas entrevistadas, el camino está terraceado, aunque en algunos tramos hay piedras, lo que es un riesgo para los peatones, pero en general lo consideraron adecuado para el recorrido.

Algunos de los entrevistados manifestaron que iniciaron su trayecto a pie en el periférico Sur, mientras que otros, dijeron, que venían desde colonias como la Olivares, Modelo, y hasta de la Solidaridad, que son alrededor de 20 kilómetros de caminata y otros tantos de regreso.

Varios de los entrevistados coincidieron en que desde hace años realizan la caminata por agradecimiento en general, aunque otros manifestaron haber recibido un favor en un problema de salud.

Tal es el caso de doña Marcela, quien dijo que recientemente fue sometida a una cirugía de gran riesgo, de la que salió sana y salva, por lo que acudió a agradecer a la Virgencita por ello.

En el lugar había familias con bebés, prácticamente recién nacidos, a quienes llevaron a presentar ante la Virgen, agradeciendo porque llegaron con salud, así como adultos mayores auxiliados por sus familias que lograron subir con esfuerzo las escaleras.

 

Molesta cobro para ingresar

 

Muchos de los visitantes a este sitio lo hacen a bordo de un vehículo, quienes manifestaron su malestar porque para ingresar cobran 30 pesos, ya que desde hace algunos años, alguien dijo que era el propietario del terreno y cobra a quienes acuden durante todo el año.

“Para mí fue una sorpresa porque en estas fechas no cobraban” dijo refiriéndose al hecho de que prácticamente es la víspera del Día de la Virgen de Guadalupe que se conmemorara mañana 12 de diciembre.

Otro de los entrevistados, cuestionó el que se cobre cuando el sitio está lleno de basura y en el interior había personas ingiriendo bebidas embriagantes, dando mal ejemplo a las familias con niños que acudieron al sitio con motivos religiosos.

Cabe señalar que en la entrada a unos 200 metros de la carretera, en el camino al cerro, está colocado un cerco, en el que una persona cobra 30 pesos por vehículo, y quien no desea pagar, tiene que dejar su carro en el exterior, aunque se espera que hoy y mañana el acceso esté abierto a todo público.

Supuestamente el dinero que se recauda por el dueño es utilizado en la limpieza del lugar, aunque al momento de acudir, solo se observó que habían regado un tramo, pero la basura y maleza estaba a simple vista.

También durante el ascenso a lo alto del cerro en donde está la imagen de la Virgen Guadalupana, se observó que los escalones están bastante deteriorados, lo que es un riesgo para los adultos mayores que hacen el esfuerzo de subir.

 

Abundan los vendedores ambulantes

 

Como es tradición en el sitio se colocaron decenas de vendedores de comida y antojitos mexicanos, así como una feria de juegos mecánicos, además de los tradicionales vendedores de artesanía, productos para el hogar y cobijas.

Al ser cuestionados sobre los permisos para vender los productos, los entrevistados se negaron a responder, por lo que se ignora si se pagó al Municipio o al dueño del terreno por estar en el lugar.

En el sitio los ausentes fueron elementos policiacos ya que ni en la carretera ni en el interior del sitio se observó a algún agente policiaco.

Para hoy se esperan las tradicionales manifestaciones que organizan organizaciones católicas, así como radiodifusoras, mientras que también las familias acudirán, como es tradición, a cantarle las mañanitas.

 

 

 

Compartir.

Deje una respuesta