Hablando Franco

0

 

Usuarios están a merced de caprichos de transportistas y choferes 

Estamos a unos días de que se acabe la temporada de verano, aunque sólo se trate de una cuestión de climatología, porque lo cierto es que las temperaturas calurosas persisten hasta octubre y en un descuido hasta principios de noviembre, pero la cuestión es que prácticamente se acabó el verano y los concesionarios de camiones urbanos no encendieron el aire acondicionado.

Justo en la temporada en que más récords de calor se han roto e impuesto nuevos, con sensaciones térmicas superiores a los 50 grados centígrados a la sombra, los usuarios del transporte seguramente sintieron hasta 60 grados o más en el interior de las unidades sin aire acondicionado y sin ventanas, pero con más de 50 ó 60 personas a bordo.

 

Pero además de las condiciones por demás incómodas en que se efectúa el viaje y de la tardanza en el paso de las unidades, ahora los usuarios están enfrentando el alza de la tarifa, ya que se supone que con tarjeta el costo del pasaje era de cinco pesos y sin tarjeta de siete pesos, para el público en general, sin embargo, en los últimos días el cobro se estandarizó en siete pesos, con o sin tarjeta.

Además, está el caso de los estudiantes, a quienes no les respetan los dos viajes gratis, esto es, los concesionarios y choferes están haciendo lo que les viene en gana y con la complacencia de las autoridades encargadas de regular el servicio.

Para colmo, ahora el paso de unidades se ha complicado más con los enfrentamientos entre operadores y ex choferes de Sictuhsa que se han registrado en los últimos días, porque los segundos han bloqueado la salida de camiones en demanda del pago de prestaciones.

Esto nos indica que los ex empleados están desesperados ante la pasividad de las autoridades que no obliga a que se cumpla con lo establecido por la Ley, pero que tampoco sanciona a quienes violan el libre tránsito y lo peor, dejan sin servicio de transporte a miles de hermosillenses, que son los que menos culpa tienen y quienes siempre son los más afectados.

 

Se hacen “vivos” maestros y directivos y no acatan horario especial

 

Luego del rechazo prácticamente generalizado a la homologación del horario escolar estatal al del centro del país, y de la “reversa” que dieron las autoridades de la Secretaría de Educación Pública, para dejar las cosas como estaban, los directivos y maestros de varios planteles, no han acatado las indicaciones y continúan abriendo las escuelas más tarde.

Como se recordará el viernes de la semana pasada se les ocurrió desde oficinas centrales obligar a que a partir del lunes pasado, las escuelas cumplieran con el horario que rige a todo el país.

Esto, naturalmente despertó inconformidad de la mayoría de los padres de familia, a quienes les trastornaron su rutina, pero sobre todo, porque implicaría el riesgo de tener que llevar a los menores en la época de más calor en la ciudad, como es el mes de julio, ya que con la nueva disposición se terminaría las clases después del 15 de ese mes.

Sin embargo, como oportunamente lo dimos a conocer, el mismo lunes imperó la cordura y la SEP dio marcha atrás  a esta resolución, por lo que se presumía que a partir del martes volverían los horarios normales en los planteles, ya que el martes habría flexibilidad, tomando en cuenta la premura del aviso.

Pero todavía este miércoles, las escuelas continuaron abriendo media hora más tarde y muchos padres se vieron en la necesidad de dejar a sus hijos en el exterior, sin la supervisión de un adulto o encargárselo a algunos de los tíos, abuelos o amigos, que pudieran esperarse hasta que abrieran, ya que al parecer los maestros y directivos no fueron informados con oportunidad, o bien, les gustó la idea de dormir hasta más tarde.

Se supone que a partir de hoy,  se cumplirá con el horario que durante 14 años ha regido en los planteles de Sonora, estaremos al pendiente de que así sea.

 

 

Correo electrónico [email protected]

 

Compartir.

Deje una respuesta