Sin medias tintas

0

 

+ Sigue la ola violenta en Obregón

+ “No le hace al loco” funcionaria

+ “Cortan” a médico por negligente

+ Aju$tarán cuenta$ a camionero$

 “Matan gratis”…Donde siguen “matando gratis”, como dice la expresión, es en Obregón, por como ha continuado la violencia y no precisamente en lo que tiene que ver con las protestas contra el Acueducto Independencia, sino más bien la relacionada con el crimen organizado, luego de que ahora acribillaran de a tres en las afueras de un expendio de esa hoy en día ciudad más insegura de Sonora.

 

Porque operativos han ido y venido, pero lo que es esa ola de ejecutados, más que reducirse, han ido a la alza, como lo demuestra el que a la fecha durante el presente año ya sumen alrededor de 90 muertes violentas en Cajeme, lo que continúa exhibiendo el que desde hace rato ya fuera rebasado el alcalde obregonense, Rogelio Díaz Brown, por la incapacidad que ha demostrado en materia de seguridad. ¡Zaz!

Como lo confirma la facilidad e impunidad con la que se están enfrentando los criminales de las diferentes bandas que pululan en esa “caliente plaza”, sin que pareciera que hubiera autoridades que les paren el alto, con todo y que el “Procu” estatal, Carlos Navarro Sugich, acaba de salir anunciar la detención de 8 homicidas, lo que hizo que se prendieran los focos de todos colores. De ese pelo.

Ya que los sicarios llegaron como “Juan por su casa” abriendo fuego contra Plácido Berrelleza de 30 años, con domicilio en Pueblo Yaqui; Carlos Amaya, de 37 años, vecino de la colonia Villa Fontana y Pedro Rodríguez, de 32 años, originario del estado de Puebla, cuyos cuerpos quedaron regados en el lugar, para después perderse en la noche, ya que el atentado se perpetró pasadas las 23:00 horas.

Con lo que sobra apuntillar que con esa clase de hechos violentos se sigue exponiendo a la gente inocente, en esta ocasión a la trasnochadora, ya que para cometer esos crímenes disparan “a lo loco”, esta vez incluso con calibre .40 milímetros, en tanto que para “El Roger” Díaz Brown y su aprendiz de director policiaco, Fernando Apodaca Lauterio, nomás no pasa nada, aunque pase de todo. ¿Qué no?

Pero que eso y más se puede esperar del junior metido a “Presimun”, por haber politizado su función, al punto de que llegado el momento no se ha dejado ayudar por las demás instancias policiales, en parte por querer mantener a su tachada de mafia de incondicionales en la Policía Municipal cajemense, aún y cuando algunos de ellos ya han reprobado los exámenes de confianza. ¿Cómo la ven?

Razón por la cual la que ha seguido pagando las consecuencias de esa negligencia e ineptitud para gobernar, es la ya apanicada ciudadanía de esa localidad, por ver el como persisten las ejecuciones múltiples, como ahora sucediera con eso trío de asesinados en la colonia Campestre, y ya no sólo la “de harina” o de todos los días, como ya se ha vuelto costumbre o una constante por esos lares. ¡Tómala!

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“No le hace al loco”…A la que sí que hay que reconocerle que “no le hace al loco”, a la hora de aceptar su ineficiencia, es a la directora del Servicio Estatal de Salud Mental, Leticia Amparano, al apechugar o aceptar que han tendido que morir muchos jóvenes suicidados, antes de que se les “prendiera el foco” para implementar un plan piloto, como el que recién pusieran en marcha en Nogales. ¡Vóitelas!

Y es que las estadísticas que diera a conocer Amparano Gámez no mienten, como lo reflejan el que en esa frontera en el 2013 se hubieran ido por la también llamada “puerta falsa” 16 personas, mientras que en el presente 2014 ya va la misma macabra cifra, lo que exhibe que se habían tardado en hacer algo o en fomentar medidas preventivas para hacerle frente a esa fatídica problemática. ¡Órale!

No en balde es que a Leticia y sus malos asesores, sí que les quede el clásico más vale tarde que nunca, al estar poniendo en práctica esa estrategia antisuicidios, la primera de su tipo en Sonora, con la que pretenden generar un modelo de atención preventiva, a fin de salvar vidas a la hora de detectar a todos aquellos individuos que tengan tendencias suicidas. Así la intención.

Pues el plan es el de crear una red con profesionales de la psicología, funcionarios de dependencias involucradas y representantes de la sociedad civil, con miras a formar una alianza que evite que en esa localidad más personas atenten contra su vida, por ser en la que más casos se tienen registrados, seguida por los municipios de Guaymas y Empalme. De ese vuelo.

Así está esa carrera contra la muerte que se traen, por como hoy en día se han disparado los suicidios en el Estado y en parte por no haber “puesto remedio” desde hace rato, como lo aceptara la misma Amparano, hasta ahora que se le ocurriera hacer algo para desquitar el sueldazo que gana la también ex diputada local, por cierto originaria de esa localidad fronteriza y ni así se había movido por sus paisanos.

Ojalá y que fructifique esa pretensión de hacer un solo frente para enlazar teléfonos, correos y redes sociales de los operadores de las diferentes oficinas de gobierno y particulares, así como médicos, policías y representantes del sector educativo, para que todo mundo esté en alerta para prestar auxilio, así como el capacitar a la gente y padres de familia para detectar síntomas de depresión y tendencias suicidas.

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 Cortan por lo ni tan sano…Y aunque “la hicieron mucho de cansada”, al que finalmente cesaron es al ahora ex director del Centro de Salud de La Atravezada, municipio de Empalme, Hugo Arellano Arias, al que desde el pasado 12 de junio lo traían “atravesado”, después de que dejara morir al jornalero agrícola, Constantino Ortiz Rendón, al que le negara la atención, lo que a la postre se comprobó. ¡Ñácas!

No obstante y que ya era de esperarse o de mero trámite la renunciada del citado inhumano aprendiz de médico, después de que en primera instancia la Comisión de Arbitraje Médico determinara que sí hubo negligencia médica, que es lo que provocara la muerte de Ortiz Rendón, por lo que ahora la Unidad de Asuntos Jurídicos de los Servicios de Salud de Sonora, únicamente ratificó esa fatídica irregularidad.

Toda vez que en base a las investigaciones hechas, que ya estaban de más y solo fueron para cumplir con el requisito y los protocolos de rigor, después de que los policías municipales ya habían señalado con dedo de fuego que Hugo Enrique no cumplió con su deber, se determinó que no acató lo estipulado en la Constitución Política, que dice que “toda persona tiene derecho a la protección de la salud”.

Aunque se espera que la cosa no queda en la mera corrida, sino que también se proceda penalmente en su contra, por haber un muerto de por medio como consecuencia de su indolencia, toda vez que el que sigan vigentes los procesos que tienen abiertos la Procuraduría General de Justicia en el Estado y la Contraloría General estatal, no garantiza que se le vaya aplicar la Ley. Esa es cruda realidad.

Y para prueba aún está latente otro mal ejemplo, como el del también ex director del Hospital General de Guaymas (HGG), Alfredo Cervantes Alcaraz, que por una aberración muy parecida, pero en perjuicio del también trabajador del campo en estado de indigencia, José Sánchez Carrasco, igual pereció por no atendérsele, pero hasta la fecha no se le ha aplicado un castigo ejemplar o el que se merece.

No en balde es que concluyan que a la larga terminan encubriendo a esos deshumanizados directivos hospitalarios, al únicamente despedirlos y “echarle tierrita” a los juicios legales para que se archiven u olviden, lo que corrobora en manos de quienes está el sector Salud, y a todos los niveles, por el aparente proteccionismo y contubernio que hay entre ellos. Así la percepción y no es para menos.

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Por fin le$ aju$tan cuenta$…Mientras que la Contralora Estatal “Cuidadana”, Guadalupe Ruiz, se la había pasado más preocupada por la eliminada selección mexicana de “guachobol”, que por su chamba, lo que es el auditor mayor del Instituto Superior de la Auditoria y Fiscalización (ISAF), Eugenio Pablos Antillón, ya confirmó que está en proceso una auditada contra el Femot y $ictuh$a. ¡Pácatelas!

Si se parte que lo que es la tachada de “aviadora” de Ruiz Durazo, simplemente se ha había dedicado a darle largas a esa reiterada queja contra el Fondo Estatal para la Modernización del Transporte Urbano (Femot), donde esta de parapeto Darío Murillo Bolaños, por lo de la supuesta desaparición de los $600 millones de pesos, que hasta la fecha nadie sabe, nadie supo dónde quedaron, al estilo del “Monje Loco”.

Y es que a partir de los acuerdos a los que llegaran el Gobierno del Estado, diputados, CTM y empresarios, con los que se conjurara la huelga general a la que habían emplazado los cetemistas, en solidaridad con los concesionarios del transporte urbano, es que se concretara la realización de esas auditorias que ya están en marcha, según lo adelantado por Pablos Antillón.

Pero a los que también les está exigiendo cuentas claras es a los de la Sociedad Integradora y  Concentradora del Trasporte Urbano de Hermosillo ($ictuh$a), que regentea José Luis Gerardo Moreno, por lo que ahora sí que habrá que ver de a cómo les toca, por las denuncias que hay contra las mafia$ de camionero$, de que se han convertido en unos barrile$ $in fondo y ahora $in fondo$. ¡Vóitelas!

Es por eso que concluyen que por fin le están ajustando cuentas a las autoridades y transportistas, para en base a los números y saldos finales del ISAF, ver quienes son los que se han estado pasando de ganone$ en los últimos años y con lo cual han impedido el avance de esa actividad en beneficio de los usuarios, aún y cuando no hay un plazo para que de una vez por todas se determine si ha habido de$vío$. ¡Palos!

 

Correo electrónico: [email protected]

 

Compartir.

Deje una respuesta