Sin medias tintas

0

 

Cero y van dos negligencias

Al contragolpe el de la SEP

Sigue avanzando la economía

Falta imaginación en Turismo

Cero y van dos…Con todo y que inicialmente lo negara, pero finalmente se confirmó lo que era más que obvio, como es la negligencia en que incurriera el inhumano “médico” Hugo Arellano Arias, encargado del Centro de Salud del Poblado Morelos “La Atravesada”, la que le provocó la muerte al jornalero Constantino Ortiz Rendón, al negarle la atención, por diagnosticarlo como borracho. ¡Zaz!

 

Ese es el dictamen al que llegó la Comisión de Arbitraje Médico (CAM), el cual hiciera público su titular, Rubén Vásquez Xibille, quien únicamente corroboró lo que ya se sabía o lo que los policías habían ventilado, cuando fueron llamados por el cruel de Arellano Arias para que se llevaran a Ortiz Rendón, según él porque se encontraba ebrio, cuando más bien estaba agonizando. De ese pelo.

Lo que se convirtió en la segunda desatención que causó otra muerte, ahora en la zona de Empalme, porque ya anteriormente igual se dejó morir solo al trabajador del campo en estado de indigencia, José Sánchez Carrasco, pero ese en el Hospital General de Guaymas (HGG), con lo que otra vez se esta viendo “muy malito” el sistema de “Salud” de Sonora a nivel nacional. ¡Ñácas!

Porque lo que es el mandamás o menos de ese sector estatal, Bernardo Campillo García, cual tapadera luego luego había entrado en defensa de la causa perdida de Arellano Arias, aún y cuando era evidente que no había cumplido con su compromiso más elemental, como es el de auxiliar a una persona en estado de gravedad, como fuera el caso del fallecido, quien era originario de Guerrero. ¡Vóitelas!

Ya que los mismos agentes policíacos que atendieron el llamado de Arellano para que lo retiraran de la puerta principal de ese módulo médico en el que estaba tirado, de inmediato se percataron que estaba muy mal de salud e implorando el ser socorrido, pero ni así les hizo caso a los uniformados el citado galeno sin corazón, de ahí que ante esa urgencia y su negativa lo trasladaron en la patrulla, muriendo en el trayecto.

Cuya actitud negligente se comprobó una vez que realizaron la respectiva investigación, ya que la víctima no pereció de un “golpe de calor”, como se manejo inicialmente, sino de un derrame cerebral, lo que habla de la grave que estaba Constantino, pero aún así lo ignoró el hoy dizque cesado funcionario de salud, contra quien se espera que se proceda con todo el peso de la Ley, y no nomás renunciándolo.

Si se toma en cuenta que eso únicamente se hizo con el también despiadado ex director del HGG, José Alfredo Cervantes Alcaraz, al que se limitaron a despedirlo, más no a proceder penalmente en su contra, como tampoco se supo que lo hubiera inhabilitado, a pesar de haber habido un deceso de por medio, a no ser y que consideren que la vida de los jornaleros no valga nada. ¿Será?

Aunque es tanta la impunidad que se da a eso niveles, que incluso se maneja que lo más que le han hecho a Arellano hasta ahora, es el moverlo a otro lugar, a no ser y que sea pa´ que no se escape, en lo que terminan las indagaciones del Agente del Ministerio Público, que ante esa recurrencia ya amerita que finquen una responsabilidad penal para que se siente un precedente y no vuelva a ocurrir. ¿Qué no?

Y pensar que los médicos recién salieron a marchar para exigir la despenalización del acto médico, que es lo mismo que inmunidad para matar, si se analiza que una y otra vez se ha seguido comprobado que hay algunos de ellos que no tienen la preparación ni sensibilidad para ejercer esa profesión. Así de malos.

                                               

Nomás está al contragolpe…Quien vaya que se ha quedado corto a la hora de defender la gestión del “Presi” Enrique Peña Nieto en Sonora, es el delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Víctor Guerrero, por una y otra vez únicamente estar reaccionado al contragolpe, cada vez que les echan la culpa por las fallas que se han presentado en esa área. ¡Pácatelas!

Como lo prueba el que Guerrero González apenas acaba de salir a poner “los puntos sobre las íes”, en torno al por qué del fracaso o la suspensión del programa piloto de “Escuelas de Tiempo Completo”, al manejar que se debió a la pésima administración del presupuesto para ese efecto por parte de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), donde por lo que se ve las manda a reprobar Jorge Luis Ibarra Mendívil.

Pues de acuerdo a lo ventaneado por el representante de la SEP, las transferencias de recursos federales se han hecho en tiempo y forma, con lo que queda claro que la responsabilidad ha sido de Jorge Luis y sus malos operadores, que nomás no pudieron sacar la tarea adelante con ese nuevo plan educativo, y no precisamente por la falta “de lana”, sino más bien de capacidad. ¡Qué tal!

Luego entonces ante esos dimes y dirtes o desmentidos, ahora sí que cabe la famosa expresión, de que si “dónde quedó la bolita”, o esos dineros, de ahí que para las mayorías “huela” a que hay quienes se los “jinetearon”, que ni John Wayne en sus buenos tiempos, porque lo único cierto es que no es el primer esquema oficial que se paraliza o deja de aplicarse por ese mismo motivo.

Porque hasta los de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC), por voz de Roberto Sitten, ya igual manifestaron el ser víctimas de “ese mismo dolor”, como es el de la falta de liquidez, en lo que se ha convertido en un “juego de pin pong”, en el que ya no hay ni a quien irle, por sólo ellos saber cual es la realidad de fondo y de fondos, por la que se están deteniendo los proyectos. ¡Palos!

                                               

Un avance de primer mundo…Por si quedaban dudas, el que ha seguido dando la buena nota es el rubro económico, por como en tanto que en otros lados continúan estancados, lo que es en Sonora se ha seguido avanzando, como ahora se pusiera de manifiesto con el anuncio que se hiciera, de que en lo que va del año ya han llegado 13 nuevas inversiones, por un monto de 65 millones de dólares. ¡Órale!

Muestra de ello es la planta l TE Connectivity, que acaba de ser inaugurada por el gobernador Guillermo Padrés en el Parque Industrial Hermosillo Norte, la cual es la número 64 del ramo aeroespacial en la Entidad, misma que en la primera etapa generará 350 nuevos empleos, en tanto que su plan de expansión contempla hasta 800 plazas laborales. Ni más ni menos.

No obstante y por si esos buenos augurios no fueran suficientes, en cuanto al buen momento que vive la economía sonorense promovida por el “Gober” Padrés, ahí está la versión que ventilara el Cónsul de los Estados Unidos en “Hornosío”, Jon Tavenner, de que hasta los inversionistas estadounidenses ya están pensando muy seriamente en cambiar los proveedores chinos por sonorenses. De ese vuelo.

Eso por las ventajas competitivas que les ofrece la región, en lo referente a ubicación, costo de mano de obra, fletes, horarios e idiomas, entre otras, en lo que es una proyección que debió haber sido música para los oídos del secretario de Economía, Moisés Gómez Reyna, por ser un resultado más del como en el actual sexenio han venido diversificado ese ámbito, con un valor agregado como es el industrial.

Ante lo que se intuye que es un desarrollo que no ha pasado desapercibido para los gringos, por ya estar volteando sus ojos por estos lares, como igualmente ya lo han hecho los ingleses con sus industrias aeroespaciales, y para ejemplo están las que ya montaron en Guaymas, Empalme y Obregón, en lo que es un despegue económico que ya está llamando la atención de propios y extraños. De ese tamaño.

                                            

Les falta imaginación…Los que se siguen viendo muy faltos de imaginación son los de la Comisión de Fomento al Turismo estatal, donde ha estado pintado Javier Tapia Camou, como lo refleja el que estén llegando al punto de promover actividades que ¡ni al caso!, como dicen los chavos, como ahora  un tal Primer Seminario Internacional de Artes Marciales Rusas que tendrá lugar este “juebebes”. ¡Tómala!

Por ser un evento que más bien le queda a los de la Comisión del Deporte de Sonora (Codeson), que a la rama turística, pero lo que es el subcoordinador de esa área, el todólgo de Homero Ríos Murrieta, todavía ayer lo anuncio como la gran cosa, cuando más bien se ve de un pobre nivel, comenzando porque el Carnet costará mil 500 pesos, sumado a que se realizará en el nada pomposo hotel Colonial.

Y es que con todo y que pudiera ser cierto esos aspavientos que hiciera el chambón de Ríos Murrieta, de que vendrán participantes del País y el extranjero, lo cual todavía está por verse, la verdad  es que a cuánto publico podrá atraer ese tipo de especialidad de las patadas voladoras que muy pocos conocen, por lo que ahora sí que estará en ruso, cuando normalmente se dice en chino.

Eso viene a explicar por qué el renglón turístico es de los que le ha quedado a deber al actual sexenio padrecista, por hasta ahora nomás no haberle aportado dividendos, debido a que el siempre alzado de Camou no le entiende al turismo social, con todo y que sea hotelero, de ahí el comentario generalizado, de que sólo se ha valido del puesto para fortalecer a su gremio y párenle de contar.

Es por eso que anden con esa clase de inventos o seminaritos, que son más mediáticos que otra cosa, cuando más bien deberían enfocarse a ser unos verdaderos promotores de turistas, sobre todo en épocas como la actual, que es de verano y vacaciones escolares, para dar a conocer las bellezas naturales que se tienen, pero que va, ya que únicamente se la han llevado tirados en la hamaca y sólo faltándoles el coco.

 

Correo electrónico: [email protected]

 

Compartir.

Deje una respuesta