Sin medias tintas

0

 

Investigan caso de jornalero

“Una de cal” para el “Procu”

“Esta de la patada” diputado

¿Doble mochada carretera?

Entra al quite la CEDH…Como se veía venir y se hacía obligado, el que ya fue retomado porla Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), es el caso de la nueva muerte de un jornalero agrícola, Constantino Ortiz, ahora ocurrida en la comunidad de la “Atravesada”, Empalme, dizque por una negligencia médica, eso ante la negativa que luego luego asumieran las “autoridades” de Salud. ¡Zaz!

 

Porque con todo y que el encargado del citado Centro de Salud, del también llamado Poblado Morelos, un tal Hugo Arellano Arias, a la clásica se quiso “curar en salud”, manejando que Ortiz Rendón ya antes había sido atendido por presentar antecedentes de epilepsia, en contraparte está la versión de los agentes que atendieron esa emergencia y que asentaron en su parte policiaco que le negó la atención médica.

Pues la cuestión radica en que en esta ocasión el tachado de inhumano de Hugo Enrique no le prestó los primeros auxilios a Constantino, no obstante y que llegara a esa sede hospitalaria quejándose de que se sentía muy mal, pero por toda respuesta lo diagnóstico o tachó de borracho, pero sin siquiera revisarlo, al punto de que llamó a la Policía para que se lo llevaran detenido. De ese pelo.

En lo que es un agonizante cuadro que comprobaron los policías que llegaron al lugar donde Ortiz se encontraba tirado, a un lado de la puerta principal de ese Centro hospitalario, por lo que al detectar lo grave que se le denotaba, es que le avisaron a Arellano Arias, quien fría e insensiblemente rechazó atenderlo y les reiteró que llamaran a una ambulancia para que lo trasladaran al Hospital General.

Casi por nada es que quien ya también dio señales de vida es el fantasmal titular de la Comisión de Arbitraje Médico, Rubén Vázquez, y no es para menos, ya que lo que es el obrero del campo, originario de Guerrero, no alcanzó a llegar al nosocomio al que lo enviara Arellano, de ahí que sea otra indolencia que ya alcanzó resonancia nacional, por como supuestamente aquí dejan morir a los más “amolados”.

Motivo por el cual la CEDH, por medio del Primer Visitador general, Aldo René Saracco Morales, ya iniciaron la respectiva investigación, comenzando por hacer un peritaje para checar el dato, en cuánto a cómo lo “atendieron”, en lo que sin duda que será determinante el testimonio que los gendarmes, que ojalá y no cedan a presiones y se mantengan en sus dichos contra el cruel médico.

Ya que de no hacerse nada al respecto, sí que la salud de los sonorenses seguirá quedando en manos de esa “clase” de médicos burócratas, a los que por lo que se ve no les importa el dolor ni la vida de los pacientes y con lo que hasta los familiares de los “Polis” testigos estarían en riesgo, si es que algún día llegan a ser “atendidos” por ellos, de ahí el porque se hace necesario que “no se arruguen” y testifiquen.

                                         

 “Una de cal” pa´l “Procu”…Y al que hay que apuntarle una de cal por las que van de arena, es al Procu” estatal, Carlos Navarro, por el rápido esclarecimiento del sonado asesinato de la pasante de Medicina, Concepción de la Torre Martínez Escobar, de 31 años de edad, cuyo cadáver fuera encontrado la madrugada del sábado en el kilómetro 156 de la carretera Hermosillo-Sahuaripa. ¡Pácatelas!

Y es que aunque en un principio se llegó a pensar lo “píor” y que tal vez era consecuencia del cómo casi “mandan al matadero” a los practicantes de médicos a muchos de los inseguros municipios sonorenses, finalmente se determinó que se trató de un crimen pasional. ¡Vóitelas!

Toda vez que en la dominguera conferencia de prensa que ayer diera Navarro Sugich, ventiló que ya hay dos presuntos responsables detenidos de ese comentado homicidio, que son Carlos Armando Meza López, de 27 años, y Manuel Trujillo Gámez, de 33 años, cuyo primero de ellos era la pareja sentimental de Concepción, a la que confesó que la estranguló por llevar una relación turbulenta o tormentosa.

Así que en menos de 24 horas se esclareció un feminicidio en torno al cual se habían hecho todo tipo de especulaciones, después de que el cuerpo fuera encontrado en el interior de un carro sedán Volkswagen, de la línea Pointer, luego de que alguien lo reportara por ubicarlo abandonado y con las luces encendidas, en el tramo carretero anteriormente mencionado. De ese tamaño.

Es por eso que la condena e indignación no se hiciera esperar, por tan lamentable deceso, cuya víctima a simple vista no presentaba heridas ni de arma blanca ni de arma de fuego y apenas tenía varias horas de fallecida, ya que a la par de ese fatídico atentado se puso al descubierto las condiciones de inseguridad en que los nuevos médicos realizan su servicio social en los lugares más apartados del Estado.

No por nada es que el rector de la Universidad del Valle de México (UVM), Gabriel Pérez Velásquez, de inmediato exigiera justicia y el que se resolviera con urgencia, pues de la Torre Martínez Escobar pertenecía a esa institución educativa, y hasta dejó entrever la posibilidad de retirar a los demás pasantes, en caso de que no les ofrezcan las más mínimas garantías para resguardar sus vidas. A ese grado.

En una postura que fuera secundada por los rectores de las demás “Unis”, que igual cuentan con esa Carrera, de ahí que no hay mal que por bien no venga, ya que esa externada inconformidad hace urgente que el secretario de Salud, Bernardo Campillo, cuando menos haga un análisis de las condiciones en que se manda a esos galenos por esas “calientes” tierras, y no precisamente por los calores que hacen. ¡Palos!

                                  

“Está de la patada”…Dan cuenta que el que sí que “está de la patada”, por la irresponsabilidad del mismo, es el caso del diputado priísta José Abraham Mendívil, al aflorar que con todo y los “fierros en la lumbre” que hay en el “Congrueso” del Estado, el señorón se “juyó” a Brasil para presenciar los partidos del Mundial de Futbol en vivo y a todo color, y eso que según esto no les han pagado la última quincena.

Razón por la cual igual de malitos o de tapaderas se vieron quienes todavía quisieron solaparlo, al manejar que el aprendiz de tribuno por Navojoa estaba enfermo, por aquello de que tenía varios días que no se presentaba a desquitar el sueldo, pero sin poder explicar de que “estaba malilla”, aunado a que no había presentado ningún justificante médico, lo que al final se demostró que era puro vil invento. ¡Ñácas!

Al trascender que el cínico del “Cabezón” Mendívil, como también lo apodan, todavía tuvo el descaro de reportarse para negar las fotos que circularan por las redes sociales del Internet, donde se le veía en la inauguración de la Copa del Mundo, aunque por otro lado reconoció que sí anda por suelo carioca y no precisamente sufriendo, sino más bien dándole rienda suelta a la “mexicana alegría”. ¡Tómala!

Con lo que se confirmó que el desenmascarado de José Abraham, no solamente dejó tirada la chamba, para irse a gozar de la pasión futbolera, y quien sabe si con cargo a la Cámara de Diputados, sino que además dejó muy mal parado al coordinador  de los legisladores del PRI, Samuel Moreno Terán, por como quedara con “las manos chamuscadas”, por haberlas metido al fuego por él al tratar de encubrirlo.

De tal forma que con esa escapada, del por si cue$tionado ex alcalde de “Polvojoa”, quien enfrenta una serie de denuncias por haberse pasado de “manota$” durante su trienio, se está sumando a otro ex legislador al que le importó más el béisbol que su función, como es al “famoso” Manuel “Manolo” Madero del Panal, que en su caso se “jue” a vivir la “vida loca” a la Serie del Caribe. ¡Qué tal!

                                           

¿Habrá doble mochada?…De acuerdo al reporte que hacen llegar, el que dan cuenta que todo hace indicar que dice verdades a medias, es el encargado de Tránsito Municipal, Rasiel Mendoza, tocante a que ahora tienen facultades para vigilar e infraccionar sobre la salida a Nogales, pero no en la que conecta con Guaymas, por como ahí se ha visto multando a los de la Policía Federal Preventiva (PFP). De ese vuelo.

Con todo y que no deja de ser por demás extraño, el que al Municipio la Federación le haya otorgado la concesión de le patrullaje y vigilancia del bulevar Mazón López, que ya es de jurisdicción federal, y no el tramo carretero contemplado entre el Centro Ecológico y el llamado Cerrito de la Virgen, por como los federales han seguido infraccionando a la altura de la colonia Altares o el Instituto de Policía Estatal.

A menos y que Mendoza no hubiera precisado que en esos sectores carreteriles ahora habrá el riesgo de ser víctima de una doble “mochada”, como sería una municipal y otra federal, en los casos de aquellos conductores que sean sorprendidos conduciendo a más de 60 kilómetros por hora, que es el tope que ellos determinaron para evitar accidentes, por sólo así explicarse la presencia de ambas Policías.

Aún y cuando en esa cinta asfáltica localizada al sur de “Hornosío” no se ha detectado a uniformados municipales con las “famosas” pistolitas de radar ¿o robar?, con las que les paran el alto a los que le “aplastan a la chancla”, con todo y que eso antes se valía en esos puntos, que son parte de la carretera internacional, pero que con el crecimiento de la ciudad ya han sido invadidos por el tráfico.

 

Ese es el argumento que han manejado Mendoza Ruiz y compañía, para igualmente estarle entrando a la multadera en esa cinta asfáltica, de ahí las quejas que afloraran y con más razón porque ni siquiera se lo anticiparon a los hermosillenses, hasta que ya los vieron “cazando” automovilistas, de ahí que amerite el conocer la versión del Coordinador Estatal de la Policía Federal, Samuel Rivera Gutiérrez. ¿Qué no?

 

Compartir.

Deje una respuesta