Sin medias tintas

0

 

¡Ooootro asalto camionero!

A todo lo que da la futbolítis

Deja la bici diputado bicicletero

Nueva “cruz” para el de Salud

Al estilo de las diligencias…Las que se acaba de demostrar que quedaron en puras promesas, son las propuestas de reforzar la vigilancia carretera, a raíz de los asaltos que se han perpetrado contra los autobuses de pasajeros, como lo comprueba el que ahora se registrara ooootro de esos atracos contra un camión de Tufesa ¿o Tufosa?, y en esta ocasión al estilo de las diligencias del Viejo Oeste. De ese pelo.

 

Ya que está vez la banda de atracadores interceptó a la citada unidad de pasaje, que había salido de Las Vegas con destino Culiacán, cuando a la altura de Rayón se le emparejaron en un pic up doble cabina, con dos sujetos armados en la caja, los cuales le apuntaron al chofer hasta que lo obligaron a detenerse, para después lanzarse al abordaje cubriéndose la cara con pañuelos para no ser identificados.

Así de películesca estuvo la asaltada en plena vía asfáltica federal, sin que nadie los auxiliara, ya que por más de media hora los tuvieron secuestrados, hasta que los desvalijaron, al grado de que hubo a quienes les quitaron hasta las llaves de su casa, mientras que a otros los golpearon con las cachas de las pistolas por sólo traer $50 pesos en la bolsa, pues ya venían “de$peluchado$” de la llamada “ciudad del juego”.

Sin embargo lo que más «sospechosísmos» levanta, es que al chofer no le hubieran quitado el teléfono celular, como a todos los demás, eso sumado a que los de la Policía Federal Preventiva o ex de Caminos nunca acudieron a su llamado de auxilio, ya que tuvieron que transitar hasta una gasolinera, que es donde se encontraron a una patrulla, cuyos ocupantes estaban “comiendo moscas”, por no decir más feo.

Es por eso del airado reclamo de los asaltados en despoblado, para que se investigue no solamente a la empresa, sino también a los conductores, y con más ganas cuando los de Tufesa, a la clásica les salieron con que no contaban con ninguna aseguranza o seguro para que les repusieran sus bienes, ya que lo único que les ofrecieron es regresarlos a sus domicilios o llevarlos al destino que llevaban. Así la impunidad.

Aunque a los que también les tocó su parte o “raspada” es a los agentes “federicos», cuyo Coordinador Estatal de la Policía Federal es Samuel Rivera Gutiérrez, por como continúan brillando, pero por su ausencia, en las carreteras, como lo comprueba el que ni siquiera atendieran el reporte de ¡socorro! de los esquilmados viajantes, ya que ellos son los que tuvieron que ir a encontrarlos, en lugar de ser al revés.

En lo que es un robo con violencia y a mano armada que recrudece la mala imagen del Estado, por como ya se han vuelto comunes, ante lo que no se descarta y que al rato también los gringos les recomienden a sus ciudadanos el no viajar en ese medio de transporte por suelo sonorense, por la facilidad con la que ya le están parando el alto los hampones y saqueando a sus ocupantes. Así de grave está la inseguridad.

                                                 xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Se desata la futbolmanía…Y desde esta semana y durante más un mes, ahora sí que va a cundir la futbolítis aguda o el “guachobol”, con motivo del Mundial de Futbol que se celebra en Brasil y con más razón después del esperado triunfo de 1 por 0 que ayer consiguiera México ante Camerún, con lo que el País prácticamente se paralizó, pues hasta los senadores pospusieron la sesión para debatir las reformas.

Porque aunque usted no lo crea, pero es una competencia futbolera que provoca que le vaya “de la patada” a la productividad en todos los niveles, porque de aquí pa´l real todas las agendas se programarán a partir de los horarios y días en que juegue el seleccionado mexicano, eso en lo que dura “con vida”, y después con lo que serán los juegos de las finales. Así la relajada deportiva.

Tan es así que se ha sabido que un gran porcentaje de las empresas mejor han optado por dejar que sus empleados vean esos partido en su propios centros de trabajo, con la intención de evitar al máximo el ausentismo laboral, que de todas formas se da por sentado que se presentará, por la efervescencia que levanta ese torneo mundialista, porque hasta por las salas de cine lo trasmitirán. ¿Cómo la ven?

Y para quien dude de lo anterior basta con mencionar que la Profeco, por voz de su delegado, Rolando Gutiérrez Coronado, ya dio el silbatazo de inicio a lo que será un operativo de verificación y vigilancia, de aquí al 13 de julio próximo, que tiene como objetivo el monitorear a los proveedores de productos y prestadores de servicios relacionados con el tema de esa también llamada Copa del Mundo.

Sobre todo en lo que adelantan que pondrán una marcación o atención especial es en lo referente a los bares y restaurantes, que es a los que más acuden los aficionados a presenciar esos enfrentamientos, ya que en teoría no se puede condicionar la mesa por el consumo de productos, con todo y que en la realidad es otra cosa, y que es lo que tratarán de evitar los inspectores al mando de Rolando. ¡Ajá!

No en balde es que de aquí al martes la pasión futbolera seguirá a todo lo que da, ya que es el día en que los mexicanos enfrentarán al anfitrión brasileño, que es donde se podría definir el futuro de los nacionales, ya que nomás les quedaría un partido ante Croacia en la primera fase, pa´ ver si logran pasar a los octavos de final, lo cual está muy cuesta arriba, con todo y que ganaran el primer juego. De ese vuelo.

                                     

¿Y el diputado bicicletero?…La que suponen que no resultó tal real, sino más bien puro cuento mediático, es la campañita que se traía el diputado bicicletero o electorero del PAN, José Serrato, con el fin de promover el uso de la bicicleta, porque nomás llegó el infernal calor y ya no se le volvió a ver llegando pedaleando el Congreso del Estado, sino más bien en su vehículo refrigerado. ¡Palos!

De ahí el comentario generalizado que imperara desde un principio, de que era un absurdo el querer fomentar en “Hornosío” el uso de la “bici”, con los calorones que aquí hacen, que poco falta para que se derritan las llantas de las “veintiochonas”, por el pavimento ardiente, además de que obligaría al uso de talquito extra, por aquello de las obvias rosaduras en las partes más nobles del cuerpo o “puerco”.

Casi por nada consideran que los que han sido más auténticos y menos políticos en ese sentido, son los llamados Bikes Beers, que son el grupo de jóvenes a los que igualmente les ha dado por impulsar el uso de ese medio de transporte, con los recorrido que realizan los miércoles y jueves, pero teniendo un aliciente extra, como es el que después de la pedaleada se hidratan y no precisamente con agua. ¡Glug!

Ante lo que concluyen que en el caso de Serrato Castell se trató de simple bloff para tratar de llamar la atención, como lo comprueba el que hubiera dejado por la paz la “bicla” o al menos ya nadie lo ha visto, como antes que se proyectaba con cada pedalazo que daba, y es que suponen que con el sólo hecho de viajar un tramo con el casco puesto, corre el riesgo de que se le quemen las pocas neuronas que tiene.

                                          

Otra “cruz”…El que vino a ser “una cruz” más para el secretario de Salud, Bernardo Campillo, es el nuevo caso de negligencia médica que ahora se registrara en el Centro de Salud del Poblado Morelos de Empalme, donde dejaron morir solo a oootro jornalero agrícola, luego de que el inhumano doctor encargado, un tal Hugo Arellano, le negará la atención, dizque porque solo era una borrachera. ¡Zaz!

Por lo que como consecuencia de tan cruel indolencia, lo que es Constantino Ortiz Rendón murió a la casi media hora de que llegara implorando ser atendido, no obstante y haber externado que se sentía muy mal, pero lo que es el despiadado de Arellano, en lugar de atenderlo, todavía llamó a la Policía para que se lo llevaran detenido, según él por el estado de embriaguez que presentaba. De ese tamaño.

De ahí que cuando arribaron los agentes policíacos todavía tuvieron más sentido común y sensibilidad que el citado aprendiz de médico, ya que al ubicar a Ortiz tirado en el piso y a un costado de la puerta de entrada del mencionado inmueble hospitalario, se percataron de que se encontraba muy grave, pues respiraba muy agitado, alcanzando a decirles que se sentía desfallecer. Así la gravedad del cuadro.

Pero con todo y que los policías le notificaron al galeno de esa emergencia o de lo malo que se encontraba el hoy fallecido, lo que es Arellano se mantuvo en su negativa de auxiliarlo y por toda respuesta les dijo que le hablaran a una ambulancia para que lo trasladaran al Hospital General de Guaymas (HGG), lo cual consta en el parte policial oficial que se levantara de esos negligentes y funestos hechos. ¡Vóitelas!

Razón por la cual a los gendarmes no les quedó de otra más que solicitar la presencia de una unidad de la Cruz Roja, pero al darse cuenta que la persona empeoraba, es que optaron por subirlo a la patrulla para trasladarlo a la comunidad de La Palma, donde se encontraron con el vehículo de la benemérita, al que lo trasbordaron para llevarlo a un centro hospitalario de la rielera ciudad. A ese grado la urgencia.

Desgraciadamente para cuando “atendieron” a Constantino ya fue demasiado tarde, porque ante la falta de los primeros auxilios perdió la vida por un supuesto “golpe de calor” o más bien por la insensibilidad y carencia de espíritu de servicio del exhibido directivo de la “salud” que no cumplió con su deber y por lo cual se le paga, como es el velar por la integridad de los ciudadano que demanden sus servicios.

Con todo y que no es la primera ocasión en que cometen esas deplorables desatenciones, porque ya antes también en el mismo HGG pereció otro trabajador del campo en estado de indigencia, que igual se topó con la indiferencia del hoy renunciado director, José Alfredo Cervantes Alcaraz, que tampoco se conmovió de verlo agonizante, de ahí que se convirtiera en un escándalo nacional. Y no es para menos.

 

Luego entonces al repetirse esa mortal historia, habrá que ver con qué cuento chino sale Campillo García, por como ya antes igual lo negaran, como de entrada ya lo hizo Arellano Arias, al salir a desmentir a los uniformados, asegurando que tiene su “conciencia” tranquila, lo que hace necesaria la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), a fin de que se deslinden responsabilidades. ¿Qué no?

 

Compartir.

Deje una respuesta