Sin medias tintas

0

 

Causa la Sidur caos vehicular

¿No se ve la cola? funcionario

Exhibe congruencia el del PAN

Es Sidur la caótica…Como para todo hay gente, más rápido que inmediatamente salió el peine, en cuanto a quienes son los causantes de los condenados caos viales con los que hoy en día están “embotellando” a los hermosillenses, a raíz de los bacheos light o por encimita que están haciendo en las “horas pico”, al aflorar son que los para nada atinados dela Sidur, cuyo titular es Enrique Torres.

 

Con lo que se puso al descubierto que son los de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur), donde en teoría las manda a construir Torres, los que han andado muy sueltos, por como con dicho programa de rebacheo alterno, al que realiza el Ayuntamiento, ahora sí que “le han pegado en la torre” a la movilidad urbana, por laborar en horarios inadecuados o en los que hay mayor tráfico.

De ahí que ante esa falla de dicha instancia estatal, o de Torres Delgado y sus malos operadores, con la que por momentos casi han paralizado el tránsito de esta Capital en algunos sectores, como el del Periférico Norte, del bulevar Morelos hacia el Poniente, es que se hace necesario que se de una coordinación con las autoridades municipales, a fin de aminorar las molestias y esos congestionamientos.

Por ser al Municipio al que luego luego se culpe al Municipio de esas incompetencias o desaciertos con los que se lleven a cabo esas obras, cuando es el Gobierno del Estado, vía la Sidur, el que fomenta esa caótica problemática que trastorna la circulación vehicular, por ser a los alcaldes, a los que por de “faoul” primero “les echan la aburridora” de lo que pasa en sus localidades.

Y más en el caso de “Hornosío”, donde si de algo han venido siendo cuidadosos en el presente trienio, es de evitar parar el carrerío, de ahí que en la mayoría de los casos agenden esos trabajos en horario nocturno y los fines de semana, cosa que les ha valido a Torres y su constructoras, como lo denotan las varias unidades jetpatcher que traen trabajando a todas horas, sin importarle importunar a la ciudadanía.

Aún y cuando en un principio se llegó a pensar que el provocador de esa irresponsabilidad y falta de tacto era el director de Infraestructura Municipal, Pedro Fontes Ortiz, pero ya quedó en claro que son oootros los que están afectando la buena imagen que ha venido rescatado la Comuna, a partir de hacer las cosas mejor o más programadamente, en aras de erradicar esa criticada y errada práctica. ¡Tómala!

                                           

Que no se ve la cola…A quien consideran que sí que le quedó como anillo al dedo, aquello de que el diablo no se ve la cola, es al politizado coordinador de Delegaciones de la Sagarpa, Víctor Hugo Celaya, por la manera en que viniera a grillar o poner peros en el marco del Foro Estatal para la Transformación del Campo, que ayer se realizara en el Anfiteatro del Centro de Gobierno. De ese vuelo.

Ya que al también por algo apodado Víctor “Ego” le dio por criticar las gestiones que hicieran algunos legisladores para acelerar los apoyos para los siniestrados trigueros sonorenses, los cuales recién aprobara el “Presi” Enrique Peña, ya que a su “juicio” hay quienes quisieron sacar raja política de esa urgencia, de ahí que fuera señalado de ser de los que miran la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio.

En esos términos estuvo la “escupida pa´rriba” de Celaya Celaya, si se toma en cuenta que tiene fama de en el pasado haber incurrido en esas prácticas que ahora está cuestionando, como es la de promoverse políticamente a través de esos programas gubernamentales, de ahí que lo que menos le echaran en cara, es el de no tener memoria, al ya no acordarse de cuando él supuestamente lo hacía. ¡Palos!

Pero por encima de los asegunes de Víctor Hugo, lo que no descartan es que pudiera estar respirando por la herida, por como hubo quienes “le ganaron el tirón” de hacerla de gestor de los productores de trigo de Sonora, con todo y que es sonorense y funcionario de la Sagarpa, lo que vendría a explicar el por qué está desestimando a los que sí lo hicieron, de ahí que sea de los no hace ni dejan hacer. ¿Será?

Toda vez que estilan que sí alguien ha utilizada a esa dependencia federal para proyectarse, es el propio Celaya, ya que a tiro por viaje o en cada venida aprovecha para explotar toda clase de reflectores y en esta ocasión no fue la excepción, por la forma en que le diera más publicidad a su persona, que ni al mismo forito con el que se buscan captar propuestas para la reforma de la actividad agropecuaria. ¡Ñácas!

Ante lo que sobra apuntillar que al grandote de Átil, vaya que le salió el tiro por la culata, por pasarse de fijado en algo que estilan que ha sido una de sus debilidades, como es el protagonismo polaco, de ahí el comentario generalizado, de que es algo en lo que no le queda dar el consejo, motivo por el cual mejor se hubiera visto, de haberse limitado a coordinar esa consultada con los sectores productivos de ese ramo.

                                         

Quien nada debe, nada teme…El que volvió a verse por demás congruente es el dirigente estatal del PAN, Juan Valencia, al dar a entender que quien nada debe, nada teme, de ahí que se pronunciara porque los diputados locales de su partido avalen las propuestas de comparecencia de algunos funcionarios estatales, a los que han “traído a cola” o con una serie de cuestionamientos. ¡Órale!

Con cuya postura de Valencia Durazo se estaría abriendo la posibilidad para que por fin se les citara a rendir cuentas ante el “Congrueso” del Estado a varios titulares del gabinete padrecista, entre ellos a un quemado Héctor Ortiz Ciscomani, de la Sagarpita; o al todólogo de Prisiciliano Meléndrez, que funge como director del Autotransporte; y por supuesto que a la directora del Isssteson, Teresa Lizárraga.

A ese grado está la apertura de Juan Bautista a favor de que dichos servidores públicos inculpados por el PRI se presenten a comparecer para que aclaren y comprueben, si es que pueden, que están más limpios que ni el Maestro Limpio, y de una vez por todas se acabe esa campañita mediática con la que han demeritado la imagen no sólo de ellos, sino del actual sexenio. Ni más ni menos.

 

Habrá que ver cuántos le agarran la palabra a Valencia, en aras de que se le baje a esas acusaciones de corrupción, no obstante y que todavía ninguno de los señalados ha dicho esta boca es mía, de ahí que lo más probable es que nadie le quiera entrar a ese tira-tira con los legisladores de oposición, muy seguramente que por no tener todo$ lo$ pelo$ de la burra en la mano para salir bien librados.

 

Compartir.

Deje una respuesta