Columna 7

0

 

Desajustes políticos en el PAN 

Para quiénes podíamos pensar que todo estaba resulto al interior del PAN tanto en Sonora como la ciudad de Hermosillo, es muy probable que estemos equivocados.

No es para menos pues las cosas no están tan sencillas para los panistas en materia electoral, pensando en las elecciones del próximo año.

 

Tal vez la premura en perfil algunos posibles competidores a diversos cargos de elecciones, de momento no está ayudando como pensaron los grandes electores panistas.

Hay quienes aseguran que Damián Zepeda está muy distante de haber claudicado o dejado la ‘loca’ idea de buscar ser el candidato de su partido a la presidencia municipal; por el contrario sigue trabajo muy fuerte.

En el caso de Eduardo Romero Campa del ISEA, y de la regidora Lizeth López, parece que la suerte no está echada del todo, y se han decidido a sostener su paso de trabajo en las colonias de la ciudad y esperar a que las bases del panismo a través de convenciones decidan a los candidatos que quieren que los representen.

Hay quien de manera por demás atrevida asegura que hasta Vicente Sagrestano, titular de la Codeson, se estaba apuntando para una competencia electoral, y pobremente y de manera tímida pretendió una campaña de posicionamiento a través de una columna deportiva, en la que demuestra que de periodista, tiene exactamente lo mismo que de deportista, casi nada.

Lo anterior por comentar algunos ejemplos de lo que está ocurriendo con las huestes azules, donde se empiezan a generar vacíos en las tomas de decisiones, y señales que parecen encontradas –aunque no lo sean- entre Javier Gándara, Guillermo Padrés y Alejandro López Caballero.

Curiosamente los dirigentes panistas tanto del estado como de la capital, juegan un papel demasiado fino, a grado tal que no se perciben en la dirección y rumbo que quiere tomar el partido que supuesta mente dirigen.

Los acuerdos sobre la mesa panista se ven faltos de contundencia, donde solo dos o tres aspirantes se salvan de cualquier intento de derrocamiento, pero de ahí en fuera nadie se pone quieto y no se asumen “sentados”; lejos de ello, hacen una callada “rebelión”.

Faltan cerca de tres meses para que arranque de manera formal el proceso electoral del 2015, con la instalación de los órganos electorales, los vacíos en materia de regulación y sanción de aspirantes a cargos de elección, dan ese tiempo para que se “acomoden las calabazas” al interior del PAN.

La historia nos ha enseñado que cuando los partidos políticos no se ponen de acuerdo en la toma de decisiones hacia adentro, por regla –generalmente- pierden afuera contra los adversarios.

Hay desajustes políticos en el PAN, deben de preocuparse, su clase política no parece estar muy satisfecha en la forma que se están realizando las cosas, donde se busca a ungir en base a proyectos de grupo y no considerando la rentabilidad electoral real de aquellos que verdaderamente pueden ganar adentro y afuera.

Sin duda, una vez más se comprueba que las encuestas que realizan, solo sirven para justificar la toma de decisiones, donde a los que dejarán fuera de la jugada electoral, se las ponen como argumento primario para no darles la oportunidad ni siquiera de intentarlo, porque soñar con procesos internos democráticos, es una verdadera locura.

 

BUSCAPIES

¿Habrá diputado más cínico y “conchudo” que Abraham Mendívil del PRI?

 

Salud y Paz!!!

 

Horacio Molina M.
Dir. De Noticias Radio Fórmula Sonora.
TWITTER: @hmolinamoya
CORREO: [email protected]

 

Compartir.

Deje una respuesta