Columna 7

0

 

El Cinismo como propuesta

Hilario Ramírez Villanueva panista y aspirante a la presidencia municipal de San Blas, en el estado de Nayarit, ha posicionado su discurso de campaña en las redes sociales, con una enorme tendencia para convertirse en viral muy rápido.

El político apodado “El Layín”, ya fue presidente por ese municipio bajo las siglas de Acción Nacional y ahora busca repetir la historia con un discurso basado en el cinismo, la broma, la vacilada, la sorna, la ironía; pero verdaderamente hueco y vacío de propuesta.

 

El antecedente del político panista data del 2008, cuando fue acusado y señalado por un desfalco en el ayuntamiento que presidió, por más de 20 millones de pesos; sin embargo, de una manera descarada sostiene: “¿Qué le robé a la presidencia?, si le robé, si le robé, si le robé, poquito porque está bien pobre, poquito, le di una rasuradita, nomás una rasuradita”.

Para después aseverar que lo que robaba era compartido con los pobres, lo que provoca el festín y las risas de la gente. (http://www.youtube.com/watch?v=CD7tZ2XIABc).

Muy grave resulta que los partidos políticos no establezcan los más mínimos “filtros” para elegir y nominar a sus candidatos a los diversos cargos de elección popular.

Resulta insultante que los políticos asuman con cinismo sus aspiraciones políticas, pero indiscutiblemente no es más que el producto de la falta de educación y de cultura cívica de los mexicanos que nos hemos perdido en la indiferencia y conformismo de lo que sucede a nuestro alrededor.

En la antesala del mundial del futbol Brasil 2014, los gasolinazos, la Guardería ABC, las huelgas de la Unison, “Los Moches”, las fundaciones “patito”, el acoso escolar, y una larga lista de serios problemas que nos hacen perecer cada día en la posibilidad de confiar en la política como un instrumento de democratización de nuestras comunidades

En Sonora vemos como la política se ha demeritado cada días con más fuerza, con un Congreso del Estado inoperante, integrado por políticos descalificados por ellos mismos como corruptos, pillos y ladrones –ni cómo ayudarlos-, que solo saquean los presupuestos públicos para intereses personales.

Nayarit y su contexto electoral es el espejo donde debemos vernos todos, porque los políticos han instrumentos palabras altisonantes en sus discursos como parte de una retórica motivadora y “simpática” ante la falta de propuesta, pero también de un electorado maduro y preparado.

Bien harían los políticos de todos los partidos asumir como suya la frase: “Todos somos como Layín”; es una pena y una desvergüenza, pero es la realidad del nivel político que vivimos en todo México, pero sin duda; usted, tiene la palabra.

 

RELOJ DE ARENA

Faltan 356 días para las elecciones de junio del 2015.

 

Salud y Paz!!!

 

Compartir.

Deje una respuesta