Columna 7

0

 

En el mar de indecisiones y dudas que hay el interior del panismo hermosillense para definir candidata a la presidencia municipal, aparece la figura de María Dolores del Río Sánchez como una seria alternativa a considerar por razones de rentabilidad electoral, que dicho de otra manera; es la que garantiza más votos para el PAN en Hermosillo.

El ímpetu de Javier Neblina, la arrogancia de Damián Zepeda, el bajo perfil de Gildardo Real, y la juventud y falta de experiencia de los tres, han arrojado como resultado una falta de conocimiento y posicionamiento consistente ante los hermosillenses, que tienen más, pero mucho más en su memoria a la ex alcaldesa Dolores del Río.

 

Ante la anterior disyuntiva, quiénes son factor de decisión en el panismo de Sonora reflexionan seriamente apuntalar a María Dolores, para unificar criterios en la contienda del 2015 en Hermosillo, aún con las diferencias que políticamente han sostenido con ella tanto el gobernador Padrés, el alcalde López Caballero y Javier Gándara –hasta ahora, único perfil para la candidatura al gobierno del estado-, lo que quieren es ganar y hasta este momento la ex alcaldesa suma voluntades y por tanto más votos.

María Dolores del Río, sabe que las cosas no son fáciles, pero no le teme a los retos, los asume como parte de su carrera política y no deja de trabajar procurando dibujar en su aspiración un perfil ciudadano que le permita permear en electorado hermosillense.

Hace apenas unos días en este mismo espacio, le compartí la decisión de ‘bajar’ al favorito que era Javier Neblina, porque no le daban los números como para competir de manera consistente contra el PRI y la enorme posibilidad de Manuel Ignacio Acosta.

Es muy probable que el jefe político de la capital sonorense, así como sostuvo un encuentro con Neblina, haya sostenido otro con Dolores del Río para comunicarle la buena nueva –para ella- de que finalmente le apostarán a su perfil y trayectoria en virtud de la aceptación que tiene entre los ciudadanos.

Urge entonces a la ex alcaldesa construir una propuesta que refleje su aprendizaje, donde su referente sea el presente y no el pasado, donde su condición de mujer se haga valer, al igual que su madurez político y su buenas relaciones con todos los panistas de Hermosillo.

El tiempo apremia, no pueden pasársela en mediciones de preferencias lo que resta del año, deben aterrizar una figura, cerrar filas al interior del PAN y concretar un mensaje claro con la sociedad hermosillense  de cómo jugará el PAN para retener la presidencia municipal.

No podemos restarle a Alejandro López Caballero la buena administración que ha encabezado y que seguramente le sumará a quien venga a sucederlo en el PAN, al igual que al resto de la fórmula de candidatos albiazules.

María Dolores del Río, tiene un gran reto frente a ella y debe de transitar mucho más allá de su idea de “Yo Soy Hermosillo” a una visión metropolitana de Hermosillo, donde los más importante es la gente y su enorme necesidad de volver a confiar en los políticos que se han vuelto tradicionales, poco creativos y menos eficientes, no en balde sus correligionarios, ahora están fuera de la jugada.

 

BUSCAPIES

¿Qué le falta a Clementina Elías para ‘amarrar’ como seria aspirante a una diputación local por el PAN?  ¿Dónde quedaría Chuy Villalobos con sus aspiraciones? ¿Por qué le quedaría mal Enrique Martínez de la CEA al diputado el Güero Nieves? ¿Qué pasaría con la campaña verde de Javier Neblina?

 

Salud y Paz!!!

 

Compartir.

Deje una respuesta