En Pocas Palabras

0

 

Debe de haber “gato encerrado” en el problema del transporte público urbano 

El problema del transporte público de ruletero no tiene razón de ser, más bien creo que el Gobierno del Estado busca tapar otros asuntos más graves, como los gastos sin comprobar que tiene la administración estatal en estos tiempos modernos de altas tecnologías. No es posible que los 3 mil 200 millones de pesos de los jubilados y pensionados del Isssteson y los 600 millones de pesos para la modernización del transporte no aparezcan.

 

Algo se quiere tapar con estos dos asuntos millonarios que a diario están presentes en los medios de comunicación. Sin embargo, el Instituto Superior de Auditorías y Fiscalización (ISAF), encargado de la buena marcha de las administraciones públicas, no hace nada al respecto y, los diputados locales, tampoco. Son muchos los millones que andan en juego, sin contar los posibles malos manejos de los recursos de la Sociedad Integradora y Concentradora del Transporte urbano en Hermosillo (Sictuhsa).

Tanto el estado como los transportistas manejan dinero del pueblo y eso es responsabilidad de los diputados locales y del ISAF, investigar en donde están esos faltantes de recursos y, si no es cierto, como lo afirma el Estado, que dice que son puras grillas políticas, pues que se aclare para que vuelva la tranquilidad a lo sociedad sonorense. La ciudadanía no sabe si es cierto o falso los que aparecen publicado en los medios de comunicación, pero sí sabe que es mucho dinero el que falta.

Tiene que haber una autoridad que “jale las orejas” a los funcionarios de gobierno involucrados en los supuestos faltantes de dinero, porque no es creíble que 3 mil 600 millones anden desaparecidos…Son 3 mil 200 millones de los jubilados y pensionados del Isssteson y 600 millones que autorizó el Congreso del Estado para la Modernización del Transporte en el Estado. Es mucho dinero del pueblo el que falta en la administración estatal, ¿o de trata de un error?

Pues si es así que lo aclaren, porque a mí como sonorense me daría mucha vergüenza que metieran a la cárcel al gobernador, como ha sucedido en otros estados de la República. También me daría vergüenza que terminado su administración huyera del país. Creo que es tiempo de que se aclare la situación, porque tampoco se puede estar mal informando al pueblo, mientras los funcionarios y diputados se la pasan haciendo declaraciones que ya nadie cree…eso es grave.

 

Volvieron a salir a la calle los funcionarios de gobierno para supervisar el transporte urbano

Nuevamente los funcionarios abandonaron sus oficinas para subirse a los camiones urbanos refrigerados del Gobierno del Estado, en Hermosillo, con el fin der supervisar el servicio y el buen funcionamiento de las unidades. La directora del Isssteson, Teresa Lizárraga, se bajó de los camiones encantada de la vida, comparando el servicio de estos con los otros de Sictuhsa. Los autobuses son nuevos y todo lo nuevo es mejor que lo usado…No se debe  comparar.

Ya escribí en una ocasión, que se espere que los camiones tengan de perdida unos seis meses de uso para que pueda dar un diagnóstico real y confiable. Sin embargo, a pesar de que están recién estrenados, ya no están en perfectas condiciones físicas y mecánicas, por lo que fueron sacados algunos de servicio y enviados al taller. Que se esperan a que termine el calor, para saber si el aire acondicionado aguantó las altas temperaturas de Hermosillo, arriba de los 40 grados.

Claro que si se compara los camiones nuevos con las otras chatarras que circulan en la ciudad, pues no hay comparación. El gobierno debe de entender que todo por servir se acaba y en unos seis meses más los ahora nuevos autobuses, por más que los cuiden, ya no funcionarán al cine por ciento. Mientras los usuarios deben de aprovechar el buen servicio que ahora prestan. Ojala que los Sictuhsa de pongan las “pilas” y también compren nuevas unidades con todas las comodidades.

Qué bueno que el gobierno se preocupe por brindar una buen servicio de transporte a la ciudadanía, ya que la gran mayoría de la gente no tiene automóvil para trasladarse de un lado a otro, a sus centros de trabajo y a cumplir sus diversos compromisos. Los nuevos camiones son muy bonitos y agradables para el pasajero, por lo que no deben de caer y, terminando su vida útil, cambiarlos por otro, para no esperar a que se conviertan en chatarra. Me imagino que es negocio.

 

Pero primero hay que investigar la posible corrupción y complicidad entre los funcionarios del gobierno del estado y los directivos de los concesionarios, porque se la pasan a puras declaraciones en los medios de comunicación y no se llega a nada, por lo que debe de haber un contubernio muy viciado, por eso no logran ponerse de acuerdo. Vamos a esperar ahora que ya participan los empresarios y los diputados en las reuniones entre el Estado y Sictuhsa. Hasta aquí los comentarios de hoy, regreso mañana, con el favor de Dios.

 

Compartir.

Deje una respuesta