EDITORIAL

0

 

Aunque México ha mejorado sus niveles de competencia en matemáticas, éstas siguen siendo un problema para los estudiantes de 15 años, ya que el 55 por ciento de ellos no alcance el nivel de competencias básicas del Programa Internacional de Evaluación a Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés)

Cabe señalar que estas cifras que corresponden al año pasado representan un cuatro por ciento más a los obtenidos en 2003, con lo que México se coloca en el nivel uno, que es el más bajo de los seis en los que se divide la prueba, que tiene un puntaje mínimo de 358 puntos y máximo de 669. 

 

Esto es, el nivel uno nos indica que los estudiantes mexicanos tienen un retraso de casi dos años de escolaridad respecto al promedio de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cuyo puntaje promedio es de 494.

Lo peor, es que apenas un cinco por ciento de los estudiantes mexicanos de más alto rendimiento obtienen el mismo puntaje que un alumno promedio en Japón, país que ocupa el séptimo puesto en el ranking de PISA.

Por ello, México está en el lugar 52 de 65 países que participaron en la prueba en 2012, lo que significa un avance, pues en 2003 se colocó en el lugar 37 de 41 países examinados.

En 2012, el primer lugar en habilidades matemáticas lo obtuvo Shanghai, China, con 613 puntos, le siguieron Singapur, con 573, y Hong Kong, con 561, mientras que en los últimos tres lugares se encuentran Qatar, con 376 puntos; Indonesia, con 375, y Perú, con 368.

El Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) es una prueba aplicada por la OCDE  cada tres años a los países miembros y asociados, donde se evalúan competencias en tres áreas: matemáticas, ciencias y lectura.

La prueba de 2012 se concentró en las habilidades matemáticas, al igual que en 2003 cuando México obtuvo 385 puntos que también lo situaron en el nivel uno de seis.

En 2006 la evaluación se concentró en las ciencias, México obtuvo 410 puntos; en 2009 se evaluó la lectura y el país obtuvo 410 puntos.

 

Así que como ya lo señaló un catedrático sonorense en meses atrás, es necesario modificar el sistema de enseñanza de matemáticas para que los niños y jóvenes se sientan más atraídos a esa disciplina.

 

Compartir.

Deje una respuesta