Ejecutan a cinco en Sonora

0

 

La violencia que aqueja a la entidad dejó este domingo al menos a cinco personas asesinadas, tres de ellas en Vícam, entre las que se encuentra una mujer, mientras que en Nogales fueron dos los hombres ultimados, donde uno de los occisos fue encontrado calcinado

En el primer caso, a las 14:30 horas de este domingo, dos hombres y una mujer fueron atacados a balazos, en hechos ocurridos en la población de Vícam, perteneciente al municipio de Guaymas.

 

Las víctimas fueron identificadas como Pedro Sauceda Sandoval, de 44 años de edad, quien era originario de Ciudad Obregón y contaba con antecedentes penales por homicidio, robo con violencia acumulado y lesiones acumuladas.

Las otras víctimas respondían a los nombres de Ariel Soto Avendaño, de 44 años de edad, quien era originario de Ciudad Obregón y contaba con antecedentes penales por robo agravado a institución bancaria, tentativa de robo agravado, robo en casa habitación con violencia por tres personas, robo con violencia en casa habitación y robo con violencia en las cosas cometido por dos personas.

En tanto, la fémina fue identificada como Fátima Guadalupe Bajeca Valenzuela, de 30 años de edad aproximadamente.

De acuerdo a las primeras indagatorias realizadas por elementos de la PEI, Ariel Soto y Fátima Guadalupe se encontraban en un taller mecánico ubicado en el kilómetro 45 de la carretera Internacional, en el barrio El Tinaco, en la población de Vícam, hasta donde llegaron varios sujetos a bordo de una camioneta GMC, Yukón, color blanco, desde la que les dispararon y huyeron.

Luego de estos hechos se dirigieron a un local sobre el kilómetro 46, donde dispararon en contra de Pedro Sauceda, quien quedó sin vida en el lugar.

Seguidamente los presuntos delincuentes se introdujeron a la población de Vícam, donde sostuvieron un enfrentamiento con los abordantes de un pick up, de la marca Chevrolet, de la línea Silverado, modelo 2001.

En el lugar quedaron abandonados los dos vehículos, los cuales presentaban impactos por arma de fuego y daños por choque, desconociéndose por el momento el paradero de quiénes los abordaban.

Agentes de la Policía Estatal Investigadora lograron establecer que los dos vehículos contaban con reporte de robo este domingo, el primero de ellos en la población de San Ignacio Río Muerto y el segundo en Ciudad Obregón.

Personal de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado aseguró en los lugares donde perdieron la vida las tres personas y donde se llevó a cabo el enfrentamiento entre los delincuentes, casquillos percutidos de arma corta y de arma larga.

De los hechos dio fe el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, quien ordenó el levantamiento y traslado de los cuerpos para realizar las diligencias de ley.

 

También en Nogales

En tanto, en la ciudad fronteriza de Nogales,  alrededor de las 00:05 horas de este domingo, en la colonia Del Rosario, fue acribillado Javier López Arizmendi, de 25 años de edad, quien tenía su domicilio en Nogales, Arizona y se encontraba de visita en el lugar de los hechos.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el joven salió a la cochera y se escucharon varias detonaciones de arma de fuego, y testigos observaron que del sitio salió a toda velocidad, una camioneta al parecer Cherokee, color gris, desde la cual se presume le dispararon.

López Arizmendi quedó sin vida en el lugar de los hechos con varias heridas producidas por proyectil de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.

 

Encuentran calcinado

Mientras que a las 13:40 horas de ayer, en la colonia Faustino Félix, de Nogales, Sonora fue encontrado en un barranco el cuerpo de un hombre no identificado, quien tenía huellas de violencia y trascendió que fue parcialmente incinerado.

El hoy fallecido tenía cabello entrecano de color castaño; era de tez morena, medía alrededor de 1.75 metros de estatura y se estima que tenía entre 50 y 69 años de edad. Vestía sudadera de color gris, camiseta negra y boxer de color negro.

El hoy fallecido tenía tres tatuajes: dos de ellos en el hombro izquierdo, uno en forma de calavera sobre una cruz y otro con la figura de un ojo; y el tercer tatuaje lo tenía en el tórax del lado derecho, siendo éste la figura de una calavera cruzada con una daga.

 

De los hechos dio fe el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, quien ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo para realizar las diligencias de ley

 

Compartir.

Deje una respuesta