Analizan caso de asaltante embarazada

0

 

Debido que representa un caso especial, ante su estado de gravidez que presenta la detenida, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) analiza bien la situación  de Arely de la Torre Martínez, mujer que intentó robar un banco en esta ciudad y quien todavía no es consignada.

En entrevista, el titular de la PGJE, Carlos Navarro Sugich,  indicó que este asunto le está tomando mucho tiempo y análisis a la corporación, “es muy interesante desde el punto de vista humano y de seguridad, porque si esta persona se hubiera salido con la suya, sería muy diferente  el debate”.

 

Resaltó que la mujer todavía no es consignada, de hacerlo sería con el cargo de tentativa de robo, porque no se concretó. Actualmente, apuntó, se le practican estudios médicos pertinentes para conocer su salud mental.

Indicó que De la Torre Martínez pidió  la cantidad de 300 mil pesos a una cajera de la institución bancaria,  a través de un escrito en una hoja de papel, pero fue frustrado su plan.

“No queremos que agarre fuerza esta mecánica, pero también queremos hacer lo correcto, por la criatura (ya que la mujer) está en avanzando estado de gestación. Es una señora que tiene ocho meses de embarazo, pero que cometió un gravísimo error”, abundó.

Por ello, se analiza a conciencia la situación para  hacer lo correcto, en la conciencia de proteger a la víctima en este caso la institución  bancaria, pero también a la señora y la criatura que se gesta en su vientre, anotó.

La acusada  no tiene antecedentes penales, resaltó el fiscal al evitar detallar sobre si alcanza fianza o no.

Caso Sonoyta

Respecto a los sucesos violentos registrados en Sonoyta, donde tres personas perdieron la vida al enfrentarse a policías y militares, el fiscal del estado explicó que esta situación fue consecuencia del asesinato de una persona que previamente fue privada de su libertad.

 

Navarro Sugich comentó que es muy lamentable que los ciudadanos opten por abrir fuego en contra elementos de corporaciones policíacas y de la milicia, por lo que en esta ocasión no les quedó más remedio que defenderse.

 

Compartir.

Deje una respuesta