EDITORIAL

0

 

En México, a pesar de las recomendaciones que hacen expertos, de destinar parte del salario al ahorro, a fin de estar preparados para cualquier eventualidad que pueda presentarse, la realidad es que gran parte de los asalariados lo más que ahorra es para llegar a fin de quincena o de la semana, según sea la forma de pago.

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional Sobre Comportamientos, Actitudes y Conocimientos Financieros de México, efectuada por el Banco Mundial en coordinación con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Condusef, 16 por ciento de los consultados no cuentan con planes para el futuro y 54 por ciento indicó que su marco de planeación es menor a un mes.

 

Este estudio arrojó que sólo 19 por ciento tiene un horizonte de un mes a menos de seis meses y únicamente el 11 por ciento realiza planes a un plazo mayor a medio año.

A diferencia de los ciudadanos de Armenia, Colombia, Nigeria, Turquía y Uruguay, los mexicanos obtuvieron el menor puntaje en la planificación del uso de su ingreso, aunque se  ubicó en los más altos puntajes en la orientación al ahorro.

La encuesta realizada a más de dos mil personas en el país, también reveló que 49 por ciento de los encuestados no usa ningún servicio financiero actualmente.

Pero ¿cómo hacerlo cuando la mayoría de los trabajadores apenas sobreviven con sus ingresos?

Por ello, no deja de dejar un agrio sabor de boca el conocer el monto de las gratificaciones de fin de año que tendrán servidores públicos, cuando la gran mayoría de los mexicanos que tengan la suerte de recibir el aguinaldo, tendrán cuando mucho 15 días y otros, no recibirán ningún bono o gratificación, a pesar de que ellos si desquitaron cada peso.

De esta manera, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, tendrá una gratificación de fin de año de unos 319 mil 628 pesos, mientras que los senadores recibirán 234 mil 330 pesos y 198 mil 187 pesos para los diputados federales, así es, esos, que en muchas ocasiones van a dormir a la Cámara.

Pero los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no quisieron quedarse atrás y decidieron premiarse su lucha por la legalidad constitucional en este país y se concedieron un mega aguinaldo de 494 mil 046 pesos.

 

Seguramente ellos, al igual que los legisladores locales y regidores, que también recibirán pingües estímulos, tendrán capacidad de ahorrar y darse cualquier “gusto”, mientras que el pueblo que los puso ahí, seguirá haciendo malabares para poder llegar al fin de semana o de  la quincena, según la forma de pago que tengan en su empleo.

 

Compartir.

Deje una respuesta