Sigue en terapia intensiva niña arrollada por policía

0

 

 

Sin dos importantes órganos de su cuerpo, conectada a un respirador artificial y en terapia intensiva, permanece Karen Elizabeth Ramírez Cruz, la niña de nueve años que el pasado lunes fue atropellada por una patrulla de la Policía Municipal.

“La niña se encuentra estable, está reaccionando positivamente, ahora (ayer) le van a quitar el respirador artificial para ver cómo actúa su organismo”, narró Francisco Ramírez.

 

El padre de la lesionada recordó que su hija llegó muy grave al Hospital San José ubicado en Bulevar Morelos.

“Cuando llegamos, la doctora señaló que Karen estaba en grave peligro y que sería necesario extirparle el bazo y un riñón, además presentaba hemorragia hepática”, precisó.

También tiene múltiples fracturas pero éstas no se han revisado porque lo más importante es mantenerla estable, sigue en terapia intensiva, delicada pero estable y de a poco le van haciendo mejoras a la salud, explicó.

 

El accidente

Versiones sobre el accidente ha habido muchas pero nadie ha contado lo que verdaderamente sucedió el pasado lunes, señaló Ramírez.

Refirió que ese día Karen, sus hermanos y padres estaban de visita en casa de los abuelos en la colonia Emiliano Zapata y cuando  la tarde estaba cediendo se alistaban para regresar a casa en la colonia Altares.

“Alrededor de las 4:15 horas le dije a Karen que fuera a buscar a su hermana, que estaba en casa de otro familiar, ubicada por la misma calle y ella atendió mi petición”, recordó.

Cuando la niña regresaba a casa de los abuelos  tropezó  y mientras permanecía en el suelo buscando los anteojos que había perdido durante el percance, la patrulla pasó por encima de ella, dijo.

“La patrulla pasó despacio sobre ella, mi niña estaba agachada buscando sus lentes; el policía iba hablando por teléfono, eso dijeron los testigos”, expresó.

Ramírez precisó no tener rencor contra el agente de Policía y que los padres de éste se han preocupado por el estado de salud de su hija.

“No tiene caso alimentar rencores, sólo estoy aclarando cómo sucedieron los hechos porque ha habido muchas versiones al respecto”, indicó.

Lo que importa es que la niña siga adelante y lo que preocupa es que siempre se le brinde la atención médica en un futuro por probables secuelas del accidente, que tenga respaldo médico siempre, pidió.

“No tengo nada en contra del agente, yo solamente pido que siempre se responda por la salud de mi hija ante cualquier secuela que pudiera surgir, y que no me vayan a decir que el caso ya está cerrado”, reiteró.

 

Es cierto que Karen estaba caminando sobre la calle, pero hay que precisar que en dicha rúa no hay aceras, en el área para éstas hay un contenedor de basura y un árbol; el accidente ya sucedió y ahora lo que importa es la salud de mi hija”, puntualizó. 

 

Compartir.

Deje una respuesta