EDITORIAL

0

 

Este jueves se celebró el Día Mundial de la Diabetes, la cual, como sabemos, es una enfermedad silenciosa, que día a día va sumando víctimas fatales, muchas veces sin que sepamos que la padecemos.

De acuerdo con cifras del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la diabetes mellitus ocupa los primeros lugares como causa de mortalidad en el país, y anualmente se presentan 400 mil nuevos casos, e incluso, en 2008, fue la principal causa de defunciones, con 75 mil 572 decesos.

 

La diabetes mellitus es una enfermedad crónico degenerativa que se caracteriza por alteraciones en el metabolismo de la azúcar (glucosa), asociada a una secreción deficiente de insulina.

Actualmente la diabetes mellitus se clasifica en cuatro tipos, uno de ellos, la diabetes tipo 1, la cual se debe a una interacción de factores genéticos, ambientales y autoinmunitarios que destruyen las células productoras de insulina, es decir que la persona no es capaz de producir insulina, por lo que el azúcar no puede ser degradada.

En ese sentido, cabe señalar que en Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES), actualmente se atiende a 54 niños que sufren este tipo de enfermedad. 

La diabetes tipo 2 es la más común de las cuatro, comprendiendo entre 85 a 90 por ciento de los pacientes diabéticos y ocurre cuando la cantidad de azúcar es excesiva y aunque la secreción de insulina es normal, no alcanza a metabolizar el azúcar.

A diferencia de la tipo 1, que se presenta en niños y jóvenes, ésta es más común en adultos mayores y suele acompañarse de obesidad.

Otro tipo de diabetes es la que es ocasionada por defectos genéticos, enfermedades del páncreas, del sistema endocrino, inducida por fármacos, sustancias químicas o infecciones.

Y finalmente está la diabetes gestacional o del embarazo, la cual corresponde a cuando la detección de valores altos de glucosa que se hace por primera vez durante el embarazo.

Cabe señalar que ésta se presenta en el dos por ciento de las embarazadas y se detecta en el segundo o en el tercer trimestre del embarazo, aunque posteriormente al parto, la glucosa vuelve a normalizarse.

Sin embargo, cinco a diez años después, entre 30 y 40 por ciento de las mujeres que presentaron diabetes gestacional desarrollarán diabetes tipo 2.
Es importante saber que los síntomas más comunes de la diabetes son mucha hambre, mucha sed y mucha orina, de tal manera, que si usted presenta este cuadro, obesidad, antecedentes familiares, infecciones cutáneas o urinarias recurrentes, es mayor a 40 años, o mujeres con antecedentes de diabetes gestacional o que tuvieron bebés con un peso mayor a cuatro mil gramos al nacimiento; deberá acudir ya sea con su médico o a un centro de salud, para que le hagan su examen de detección de diabetes por lo menos una vez al año.
El tratamiento de la diabetes dependerá del tipo, mismo que deberá ir acompañado de cambios en la dieta y ejercicio.

 

La diabetes no se cura, se controla, no se deje engañar por aquellos productos milagrosos que prometen curar la diabetes y lo recomendable es llevar su tratamiento adecuadamente y acudir con su médico una vez al mes para mantener un control estrecho de su azúcar y evite complicaciones.

 

Compartir.

Deje una respuesta