Enorgullece elección a Rafael Willis

0

 

La ilusión de pisar las duelas llevaron a Rafael Willis a alturas insospechadas y esos recuerdos ahora están más frescos que nunca en su memoria tras ser elegido como parte de la Clase 2013 del Salón de la Fama del Deportista Sonorense.

Originario de Navojoa, pero hermosillense por adopción, a sus 47 años aún está activo jugando basquetbol en la categoría Veteranos, pero sus glorias fueron en la década de los ochenta y noventa, época en la que jugó campeonatos nacionales y formó parte de la selección nacional.

 

“Es un honor el poder estar ahí en ese recinto tan selecto con personas que admiro y respeto, todo esto me hace recordar la ilusión de primero representar a la ciudad (Hermosillo) después a Sonora y luego a México, donde hubo momentos de alegría y tristeza”, dijo.

“En estos momentos sigo activo en juegos de veteranos para convivir con los amigos y mantenerse en forma por salud, por lo que ya tengo cerca de 30 años en el basquetbol, pero fueron 15 jugando en los primeros niveles”, señaló.

 La mente de Willis García viajó en el tiempo 21 años y revivió como si hubiera sido ayer aquel Preolímpico de basquetbol en Portland, Estados Unidos, en el que jugó con la selección nacional que estuvo a punto de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

 “Fue una maravilla jugar en ese torneo donde apareció el primer Dream Team (con jugadores de la NBA) con Jordan (Michael), Larry Bird y Scottie Pippen, no nos tocó jugar contra Estados Unidos porque estaban en el otro grupo pero esa experiencia resultó inolvidable”, remembró.

En ese Preolímpico Willis fue el héroe de México en una victoria sobre Uruguay, recordándolo como de los momentos más emocionantes en su carrera, también evocó la captura del título en el Campeonato Nacional de Primera Fuerza “B” en Tijuana, Baja California, en 1989, y participaciones en Centroamericanos, Panamericanos y Pre-Mundiales de basquetbol, así como giras por Europa, Centro y Sudamérica con México.

 

Además la familia Willis Orozco ya tendrá dos inmortales del deporte mexicano debido a que la esposa de Rafael, Olga Lydia Orozco Contreras, fue una gran voibolista en su natal Durango, siendo entronizada al Salón de la Fama de esa entidad hace tres años.

 

Compartir.

Deje una respuesta