Ingresan al Cereso cuatro secuestradores

0

 

 

Los cuatro involucrados en el secuestro de un empresario del norte de Sonora el pasado mes de octubre, quienes se encontraban bajo arraigo, fueron ingresados al Centro de Readaptación Social (Cereso) Uno local, para enfrentar el proceso por los delitos de secuestro agravado, robo con violencia en las personas y asociación delictuosa en pandilla.

 

Los procesados son Aarón Trasviña García, de 30 años de edad, quien era empleado de la víctima y cuenta con antecedentes por incumplimiento de obligaciones familiares; José Guillermo Peralta Romero, de 42 años de edad, quien tiene antecedentes penales por los delitos de robo a institución de educación, robo, robo en casa habitación, narcomenudeo y posesión de mariguana.

 

Además, Gerardo Orduño Paredes, 33 años de edad, quien cuenta con antecedentes penales por los delitos de robo con violencia de noche por dos o más personas y encubrimiento; y Carlos Miguel Uriarte López, de 31 años de edad.

Los probables responsables de estos hechos fueron detenidos gracias a un trabajo coordinado entre elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de las policías Estatal Investigadora (PEI), Estatal Preventiva (PESP) y de Seguridad Pública Municipal, quienes lograron rescatar a la víctima sana y salva.

Los hoy detenidos tenían alrededor de tres meses planeando llevar a cabo el secuestro de la víctima y para ello simularon que llevarían a cabo un contrato de arrendamiento, con lo que se fueron ganando la confianza del perjudicado.

El pasado 24 de octubre, alrededor de las 16:30 horas, dichos sujetos interceptaron a la víctima, cuando ésta circulaba en su vehículo, y la sometieron amagándola  con armas de fuego, para luego llevársela a bordo de su propio vehículo al lugar donde lo mantuvieron en cautiverio. 

Posteriormente, se llevaron el vehículo de la víctima a un lote baldío donde lo dejaron abandonado, con la finalidad de despistar a las autoridades y fue ahí donde dicha unidad fue recuperada por los agentes policíacos, para posteriormente, empezar a negociar con la familia de la víctima el pago de un rescate.

 

Los familiares avisaron  a las autoridades de la desaparición del ofendido, por lo que de forma inmediata elementos de la Sedena y de las corporaciones de Seguridad Pública Municipal, Policía Estatal Preventiva y de la PEI llevaron a cabo un  trabajo de inteligencia e investigación, logrando el día 25 de octubre el rescate de la víctima, así como la detención de los probables responsables del secuestro. 

 

Compartir.

Deje una respuesta