Desata pánico balacera en Ures

0

 

“Esos truenos son los cuetes de una Quinceañera que hay en la calle; están celebrando a la festejada y  por eso están tirando cuetes”, fue la respuesta que María dio a su nieto cuando éste le preguntó por el fuerte estruendo que las armas de fuego hicieron al  ser detonadas a pocos metros de su casa.

Posterior al cuestionamiento, la mujer entró en pánico, tomó al menor, lo abrazó y se tiró al piso, para protegerse de algún “plomazo”.

 

“Tuve que mentirle al niño, no podía decirle que se trataba de una balacera, es mejor que crea que había una fiesta”, señaló.

Posteriormente el menor preguntó porqué estaban tirados en el piso, el cual estaba muy frío, si la cama era más cómoda.

La mujer se quedó muda y no pudo dar explicaciones y solamente se remitió a decir: “Mi amor, debajo de la cama el ‘ruidajo’ de los cuetes se escucha menos, cuando pase la celebración nos devolvemos a la cama”.

Minutos después ambos regresaron al lecho donde el menor durmió placenteramente y la mujer pasó la jornada en vela.

“Durante la mañana no me animaba a salir de la casa y lo hice hasta que escuché voces, posteriormente me enteré que a la casa de los vecinos le habían disparado”, dijo.

La casa de Pino Suárez

L a casa que fue atacada era habitada por “puros hombres” relataron  los residentes de la colonia San Felipe.

“Al parecer es de renta porque hace tiempo vivió un hombre que al parecer era policía, después un MP (Ministerio Público) y recientemente varias personas del  sexo masculino”, reveló Luis.

Pero se veía venir algo violento porque a esa casa llegaban muchos carros “muy nuevecitos”  y muy lujosos, de esos que no cualquiera trae, añadió.

 

“No teníamos trato con esos vecinos, únicamente nos decíamos los buenos días en caso de toparnos con ellos”, puntualizó.

 

Compartir.

Deje una respuesta