Sin medias tintas

0

 

+ Queda impune suicido

+ Que premian a Director

+ Está de luto el periodismo

¡Noooo paaaasa naaada!…Como se veía venir, las que terminaron por “lavarse las manos” son las “autoridades educativas”, con relación al caso del suicidio del alumno de la Secundaria No 11, quien era víctima de bullyng o “burling”, luego de que el tachado de insensible titular de la SEC, Jorge Luis Ibarra, anunciara que no se sancionará o suspenderá a los directivos de dicho plantel. De ese pelo.

Con cuya resolución se está mandando un mensaje de impunidad o de que ¡noooo paaaaaasa naaaaada!, no obstante y que en esta ocasión hubiera muerto un estudiante por acoso o violencia escolar, porque “a juicio” del por algo tildado de tapadera de Ibarra Mendívil, no encontraron ninguna razón para castigar al inconsciente director, Eduardo Verdugo Ramírez, como tampoco ala Trabajadora Social.

Pues de acuerdo a la miope o encubridora visión de Jorge Luis no hubo elementos para culpar a nadie, cuando en base a las evidencias ventiladas era como para que hubieran llegado hasta las últimas consecuencias para sentar un precedente, pero no hubiera sido un hijo de él o del mismo Verdugo Ramírez, porque entonces sí habrían encontrado culpables hasta debajo de las piedras. ¡Ñácas!

Pero es de entenderse que el devaluado representante de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) no se quiera hacer harakiri o “escupir pa´ arriba”, porque de haber procedido contra los a todas luces incapaces operadores de la Secundaria No 11, sería tanto como ellos mismos haberse dado un balazo en el pie, por la obvia corresponsabilidad que tienen por su evidente falta de control de esos centros escolares.

Principalmente el subsecretario de Educación Básica, Gerardo Gaytán Fox, al que hay que buscarlo por rumbos de Huatabampo, porque al igual que su grilla antecesora, la hora diputada Shirley o “Chirrís” Vázquez, más que cumplir con su función “al cien” anda en busca de un “hue$o” o candidatura electoral en los próximos comicios, de ahí el por qué las cosas estén tan sueltas, incluso hasta con muertos.

Toda vez que con esa condenable exoneración que está haciendo Ibarra Mendívil, no solamente se está demostrando que se tapan con la misma San Marcos o cobija, sino que además a los miles de maestros que hay en el Estado les va quedar muy claro que se podrán seguir muriendo los estudiantes y simple y sencillamente no les harán nada, como en esta ocasión, a pesar de que se perdiera una vida. ¡Tómala!

Si se parte de que para el burocrático de Jorge Luis únicamente es suficiente con que se limiten a cumplir con los protocolos, sin importar que con ello no se solucionen esas problemáticas, como quedara evidenciado con el caso de Sergio de 14 años, quien ante la falta de una atención adecuada terminó por acabar con su existencia, luego de que la “trabajadora antisocial” le dijera que “aguantara la carrilla”.

Es por eso que ante esa aparente negligencia y postura encubridora del de la SEC, habrá que ver en qué concluyen las investigaciones de la “Procu” estatal y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por ser más que real el que a Sergio no se le atendió como lo requerían las constantes agresiones que sufría, porque como dice la canción, sí que pudieron haber hecho más por él. ¿Qué no?

Que “lo premian”…Pa´ que vean el como están los contubernios y componendas en el sector educativo estatal, lo que dizque ha provocado que no procedan contra quienes cometen alguna falla o indolencia, es que afloró que al quemado director de la Secundaria No 11, Eduardo Verdugo Ramírez,  no sólo no se le separó del cargo, sino que por el contrario hasta “se le premió”. ¡Aunque usted no lo crea!

Al de buena fuente corrrese la voz de que al también catalogado de frío y despiadado de Verdugo le acaban de otorgar un ascenso, al asignarle un puesto mejor remunerado, ya que según esto ahora cobra como Jefe de Enseñanza o Supervisor de Secundarias para la zona sur, con base en Obregón, lo que confirma que a la clásica lo están sacando de la plaza que tenía para alejarlo del conflicto. ¡Palos!

Eso al manejarse que el cuestionado de Eduardo no es cualquier perfil o chango, como se dice popularmente, sino un cuadro -muy descuadrado- al que por siempre se le ha identificado como un incondicional de las instancias oficiales y sindicales, para lo que tiene que ver con toda clase de transa…cciones en ese sector, lo que explica el por qué lo están protegiendo a pesar de los pesares.

No por nada es que ventanean que de eso se ha valido el aprendiz de funcionario para creerse intocable y además haber colocado a su media docena de hijos, nueras, yernos y hasta nietos como “profesores” regados por todas las Secundarias de Hermosillo, lo que saca a flote el por qué se conduce con esas ínfulas al saber que no será tocado ni con el pétalo de una rosa, sino todo lo contrario. ¿Cómo la ven?

Como lo prueba el que saliera a relucir que un hijo de él también está involucrado en tan lamentable funesto hecho, como es la muerte de Sergio, al trascender que es el subdirector de la misma escuela y turno, es decir, la Secundaria No 11, por lo que a ese grado quedó al descubierto el nepotismo y blindaje familiar, lo que lleva a concluir el por qué se las perdonaron a ellos y la Trabajadora Social. ¡Zaz!

De luto el periodismo…Si de por si una muerte trágica es lamentable, con más razón cuando se trata de un colega, como en esta ocasión del comentarista deportivo, Alberto Angulo Gerardo, de 42 años, mejor conocido como Alberto Gerardo, ocurrida ayer en una carretera del municipio de La Angostura, Sinaloa, de donde era originario, cuando fuera interceptado y perseguido por un comando armado.

Es por eso de la consternación causada por el asesinato de Angulo Gerardo, después de una persecución cuando viajaba en compañía de su madre y dos hermanas por una carretera que conduce de Campo Plata al poblado conocido con el nombre de Agustina Ramírez, que es cuando le salieron al paso los gatilleros, pero al no pararse es cuando le dispararon mientras lo seguían, hasta que provocaron que se volcara.

En tanto que sus familiares resultaron lesionados, aunque hasta ayer no se sabía en qué grado, mientras que su cuerpo hasta hoy podría ser trasladado a Sonora, después de que se hicieran los peritajes de rigor para respaldar las investigaciones e intentar dar con el paradero de los responsables de ese atentado, de quién aparte de conductor radial también era funcionario del Gobierno del Estado.

Porque además de actualmente conducir un programa de deportes en Radio S.A., a la vez era el Enlace de Comunicación en la Secretaría del Trabajo, después de haber estado como vocero de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), de ahí que las muestras de solidaridad no se hayan hecho esperar para su familia y en especial para su esposa Laura y sus hijos Valeria, Luis Alberto y Diego Armando.

Y como es de suponerse y en torno al por qué o los motivos de esa mortal agresión solo imperan las especulaciones y el hermetismo, por lo que habrá que ver qué arrojan las indagaciones, aunque se sabe que hizo el viaje a su tierra para acudir al funeral de un sobrino que había sido ejecutado a balazos y ya de regresó es cuando le hicieron la parada y al no acatar la orden “les pusieron cola” y los rafaguearon.

 

Correo electrónico: s_verdugo@hotmail.com

 

Compartir.

Deje una respuesta