Podría jornalero ir a la fosa común

0

 

El calvario de José Sánchez Carrasco continúa aún después de muerto, porque sus restos pudieran ir a la fosa común, si las autoridades ministeriales no encuentran a sus familiares.

 

Todavía ayer la Procuraduría General de Justicia en los estados de Sonora y Chihuahua, además del DIF, buscaban a Juana Sánchez Carrasco, quien pudiera residir en la sierra del vecino estado.

 

Adriana Velderráin Paredes, coordinadora del voluntariado del DIF Municipal señaló que la dependencia paramunicipal ha enviado avisos a diferentes organismos de asistencia pública en los estados vecinos, para intentar localizar a los familiares, sin éxito.

Lo que supimos es que la Procuraduría de Chihuahua ha hecho operativos para buscar a los parientes y que solo les faltaba una parte de la sierra, nosotros esperamos que encuentren a la familia, dijo.

En caso de que nadie reclame los restos del hombre que conmovió al país al relatar la desatención que padeció en el Hospital General de Guaymas, irían a la fosa común, donde descansan aquellos sin identidad o sin recursos.

Eso no lo permitiría el DIF, afirmó Velderráin, ya la primera dama Ana Sofía Rubio de Claussen ha pedido que estemos atentos al caso para intervenir cuando lo determine la Procuraduría.

En la grabación de las últimas palabras del indigente que falleció en los patios del HGG, Jesús dice ser jornalero, proveniente de Casas Grandes, Chihuahua.

Menciona a su madre “que está muy acabadita” y a su hermana de nombre Juana, quienes, se presumen, vivirían en extrema pobreza o estarían en algún campo agrícola sin acceso a medios de comunicación.

 

En tanto las autoridades siguen la búsqueda de la familia Sánchez Carrasco, los restos de Jesús permanecen en el Semefo, a la espera de que alguien los reclame y le dé cristiana sepultura para, al fin, descansar en paz.

 

Compartir.

Deje una respuesta