Capturan a tres secuestradores

0

 

Tres individuos que mantenían privado de la libertad a un empresario de la región norte de Sonora fueron aprehendidos el pasado viernes mediante un operativo implementado entre autoridades de los tres niveles de Gobierno, reveló Carlos Alberto Navarro Sugich.

 

En el portal de un periódico de circulación nacional, se publicó: “versiones extraoficiales señalan que la persona privada de la libertad es el suegro del secretario particular del Gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, Agustín Rodríguez”.

Se agrega que el hombre estaba severamente golpeado y habría sido abandonado en un predio de la localidad de Cucurpe.

 

El Procurador declinó confirmar o rechazar que la víctima de secuestro fue el pariente político del funcionario cercano al mandatario.

Los detenidos son Aarón Trasviña García, José Guillermo Peralta y Gerardo Orduño Paredes, de 30, 42 y 33 años respectivamente, quienes fueron apresados en algún lugar de Sonora, relató el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

“Estas personas tenían alrededor de tres meses planeando secuestrar al empresario, quien era patrón de Trasviña García”, añadió.

Los cómplices del señalado simularon que llevarían a cabo un contrato de arrendamiento con el perjudicado y de esa manera se ganaron su confianza, pero el jueves anterior lo interceptaron cuando conducía su vehículo.

La víctima fue amenazada con armas de fuego y posteriormente lo llevaron a un arroyo ubicado a un kilómetro de la carretera internacional donde lo mantuvieron en cautiverio.

Después el vehículo de la  víctima a fue abandonado en  un lote baldío donde  fue recuperado por los agentes policíacos.

Posteriormente los sujetos empezaron a negociar con la víctima el pago de un rescate, ya que pretendían iniciar las negociaciones con su familia.

Familiares de la víctima avisaron a las autoridades de la desaparición e inmediatamente se implementó un operativo entre elementos de la Sedena, de Seguridad Pública Municipal, Policía Estatal Preventiva y de la PEI, logrando el rescate de la víctima, así como la detención de los probables responsables del secuestro. 

 

“Los detenidos serán consignados por el delito señalado y podrían alcanzar una penalidad que podría ser de 25 a 50 años  de prisión y de cuatro a ocho mil días de multa”, indicó Navarro Sugich.

 

Compartir.

Deje una respuesta