Hablando Franco

0

Habitantes del Río Sonora enfrentan daños a su salud tras derrame tóxico

A ocho años de la contaminación del Río Sonora, que se cumplen mañana seis de agosto, tras el derrame de sustancias tóxicas del proceso de lixiviación de la minera Buenavista del Cobre propiedad del Grupo México, los residentes de los municipios de la región continúan sin ver resultados y demandando justicia.

Los residentes de la región lamentan que a la fecha el agua continúa contaminada y se han encontrado entre los residentes y en los pozos restos de plomo, mercurio, arsénico, entre otros metales pesados.

De acuerdo con uno de los integrantes del Comité de Cuencas del Rio Sonora, Antonio Romo, quien es químico, señala que 10 mil personas están en riesgo y a la fecha mil 500 ya tienen problemas manifiestos de daños en su organismo.

Aseguró que la totalidad de los pozos de la zona están contaminados con metales pesados, como plomo, arsénico y sin embargo, la autoridad sanitaria no ha emitido ninguna alerta para que la gente deje de utilizar el agua de la llave.

Asimismo, lamentó que las plantas tratadoras que se instalaron en años anteriores, no sirvieron y a la fecha existe el compromiso de construir seis para lo cual se dispone de 20 millones de pesos, sin embargo se requieren 33 de estas plantas en la totalidad de los municipios.

Por ello urgieron a las autoridades de Salud a que implementen acciones efectivas para atender a la población que se ha visto afectada por daños en los riñones e hígado debido a los metales pesados que tiene en el organismo, que en muchos de los casos requieren un proceso denominado quelación para extraer esas sustancias tóxicas y evitar más daños.

Ojalá que haya respuesta a las demandas y que la población recupere la salud, además las autoridades deben aclarar la situación del agua porque muchos hermosillenses que viajamos a esas poblaciones consumimos productos y nuestra salud también estaría en riesgo.

 

Busca alcalde que Hermosillo sea la ciudad más limpia del país

Recuerdo que hace algunos años Hermosillo era considera la capital del noroeste del país por su desarrollo y también estaba entre las ciudades más limpias de México, pero bastaron unos años de descuido para caer y ostentarnos como la que tiene más baches, aunque ya dejamos el primer lugar, y ahora el alcalde Antonio Astiazarán busca que de nuevo sea la más limpia.

A la fecha esta capital es la única que cuenta con patrullas eléctricas, además, esta administración municipal es de las que más ha pugnado por cuidar el medio ambiente, que es una tarea titánica ante tantas calles sin pavimento, con enorme nubes de polvo, pero además por la contaminación que generan ladrilleras y otras empresas, muchas de ellas asentadas en pleno centro o en zonas habitacionales de la ciudad.

Todo ello no arredra a Toño Astiazarán, quien sigue remando contra corriente, echándole todas las ganas para que la ciudad recupere su brillo, su esencia, y para ello se requiere la participación de todos, como lo señaló al presentar su programa Hermosillo Crece Limpio, páralo cual dispondrá de patrullas ecológicas, con lo que cumple uno más de sus compromisos de campaña.

El reto es enorme, porque mientras la gente no se sume y tome conciencia de la urgencia de no tirar agua, ni basura, de la importancia de cuidar su entorno, no se podrá avanzar, por eso el llamado es que todos participen, que si ven a alguien incurriendo en esas fallas los denuncien, porque de otra manera nos convertimos en cómplices.

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.