Desmienten mitos de Adriana Roel

0

“Hace 15 días cerró los ojos, dejó de comer, de beber agua. Firmó un documento de voluntad anticipada para que no se le resucitara”, dijo su sobrina Verónica Boneta

Convencida de trascender antes de que el Alzheimer le quitara todo recuerdo, así fue como la actriz Adriana Roel se despidió de este mundo.
Su sobrina Verónica Boneta confirmó que la actriz murió este jueves a las 04:04 horas, en la comodidad de su hogar en Mérida, y que antes del atardecer su cuerpo fue incinerado.
“Tenía Alzheimer, no estaba en un nivel avanzado, pero la realidad es que ella empezó a querer trascender porque no quería olvidarse de ella misma. La doctora dijo que fue muerte natural y sí, se fue apagando poco a poco, y lo mejor es que no llegó a olvidarse de quien era.

“Hace 15 días cerró los ojos, dejó de comer, de beber agua. Firmó un documento de voluntad anticipada para que no se le resucitara. Ella solita lo decidió y simplemente su mente y su cerebro se desconectaron del cuerpo, dejó de sentir dolor y se fue”, explicó Boneta en enlace telefónico desde la capital de Yucatán.
Rosa María Gorbea fue el verdadero nombre de quien participó en telenovelas como “Mentir para Vivir” y “Amarte es Mi Pecado”, además de que ganó tres premios Ariel, dos como Mejor Actriz por “Anacrusa” (1979) y “No Quiero Dormir Sola” (2014) y uno más por Coactuación Femenina por “Renuncia por Motivos de Salud” (1977).
Boneta confirmó que su tía nació en Ciudad de México, en Azcapotzalco, el 4 de julio de 1934 y que no era pariente consanguínea ni de César Costa ni de Gabriela Roel, con quienes constantemente se les relacionaba.
“El apellido Roel salió porque en una conversación con la familia del señor César Costa ellos le dijeron que se escuchaba bien como su nombre artístico, y entre bromas se lo quedó pero no eran nada”, aclaró.
La actriz, quien participó en más de 50 películas y otro tanto de obras de teatro, fue huérfana desde su nacimiento, ya que su madre murió al dar a luz, y fue criada con sus primos Jorge Federico, Beatriz, Luz María y Juan José Osorio.
“Proviene de una familia muy pobre, pero siempre tuvo la idea de triunfar y su gran pasión fue el teatro. Muchos de sus colegas eran su familia extendida. Bety Martínez, Alberto Estrella, los de la Compañía Nacional de Teatro, Luz María Meza, Mercedes Olea ella amaba al teatro”, contó Boneta.
Finalmente, confirmó que su tía no fue madre y que solo tuvo una oportunidad; sin embargo, perdió al bebé tras un fuerte golpe que se dio en el vientre cuando estaba preparando una obra de teatro.
“Nunca mencionaba el nombre de la obra, solo el hecho, y lo lamentaba mucho”, sostuvo.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.