Ofrece Gloria Trevi espectacular concierto

0

No hubo reglas y todos tuvieron la libertad de bailar con el pelo suelto y vestir de azúcar, al fin y al cabo un ángel de la guarda los cuidó

En el universo Trevilandia no hubo reglas y junto a Gloria todos tuvieron la libertad de bailar con el pelo suelto y vestir de azúcar, al fin y al cabo un ángel de la guarda los cuidó.
La madrugada de ayer Gloria Trevi regaló una apasionada velada junto a la raza de sus amores en el primero de los conciertos programados en el Domo Care, donde partió plaza junto a siete esculturales bailarines, dos coristas y cuatro músicos.
Con un derroche de música, buena onda, vestuario y producción, la cantante de 54 años se adueñó del redondel por dos horas frente a sus incondicionales fans que abarrotaron el lugar.
Empoderada apreció a la 23:36 horas con el grito de “Ábranse Perras”, su primera canción, demostrando su poder escénico en el que sintió la entrega incondicional de sus aguerridos fans.
Apasionada, salvaje, loca y mala hablada, Trevi no tuvo pelos en la lengua para cantar y decir lo que se le dio la gana.
Mientras su público coreó fuerte y la ovacionó con el cántico de “Gloria, Gloria, Gloria”.
“Mi Monterrey, mi patria, esta nochecita vamos a cantar y a gritar ¡salud!”, saludó la cantante y bebió de una copa.
Su show fue un arrebato de emociones porque rescató del pasado sus viejas glorias: “El Recuento de los Años”, “Tu Ángel de la Guarda”, “Con Los Ojos Cerrados”, “Me Siento Tan Sola”, “Pelo Suelto”, “A La Madre” y “Hoy Me Iré de Casa”.
Pero el público también cantó de pie junto a ella lo más nuevo de su discografía: “Más Buena”, “Él Se Equivocó”, “Ensayando Cómo Pedirte Perdón” y “La Recaída”.
Cantó en vivo y en algunos temas también se apoyó del playback con la venia del público que le festejó cada tema y cada frase dicha.
“Esta canción va muy directa para esos cabrones que tienen dos corazones y no saben por quién decidirse porque son bien pendejos”, dijo ante la algarabía de su raza.

 

Contagioso ritmo
El contagioso ritmo de su música y el contenido de sus letras provocó un alborotado ambiente ante un público que de pie la disfrutó.
“Esta canción es de ‘me vale ver…’ lo que digan los demás. Un niño siempre es una bendición raza”, comentó Trevi al tiempo que cantó “Me Siento Tan Sola”.
La locura se desató cuando llamó al redondel a su icónico “Dr. Psiquiatra” que la ha acompañado desde 1989.
Empática con las mujeres, la cantante les brindó un homenaje y lanzó un “ya basta” a las desapariciones.
“Han pasado cosas muy fuertes en Monterrey. Solamente que el tiempo está cambiando y las mujeres ya no se quedan calladas ni sus familias, por eso, como un homenaje a esas mujeres que queremos de regreso, esas mujeres que ya no queremos que desaparezcan. Ya basta”, expresó la artista antes de cantar “Ellas Soy Yo”.
Tras una noche gloriosa con Trevi, a la 1:35 horas del sábado dejó el redondel no sin antes regalarles sus últimos “Cinco Minutos” de su presencia.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.