Hablando Franco

0

Lamentable se normalice la violencia entre los menores 

Me tocó acudir ayer por la tarde noche al ataque armado ocurrido en una vivienda de la colonia Miguel Hidalgo, en donde sujetos armados le quitaron la vida a un individuo y como siempre ocurre, nos tocó observar a decenas de personas, incluyendo niños y niñas, que con morbosidad se arremolinan para ver –lo más cerca posible- el hecho.

Con total naturalidad los vecinos de la persona occisa se colocaron en el exterior, algunos con bebés de meses, que por suerte no se percatan de lo que está ocurriendo, otros con niños de dos años en adelante, que en el caso de los más grandes ya entienden que alguien murió por disparos y crecerán creyendo que es normal, porque no vi a nadie explicándoles que eso no debe de ocurrir.

A unas cuatro o cinco casas de donde sucedió el crimen, estaban unas personas observando con bote de cerveza en mano y la música a volumen alto, no creo que festejando, pero si indiferentes a la tragedia ocurrida a unos metros, porque siempre para alguien es dolorosa la muerte de un ser querido, y más de esa forma violenta.

En verdad qué lamentable la deshumanización de la sociedad que a la postre origina que se vea como normal este tipo de hechos de barbarie o como las matanzas ocurridas tanto en otras entidades del país o como la registrada recientemente en una escuela de Estados Unidos, donde murieron 19 niños de origen mexicano y una maestra y un maestro.

Asimismo, comentaba la secretaria de Seguridad, María Dolores del Río Sánchez, que en entrevistas realizadas a “generadores de violencia”, nuevo término utilizado para no mencionar a sicarios u homicidas, gran parte de ellos comentaron que crecieron en entornos de violencia doméstica, por lo que se presume que éste es uno de los factores para la descomposición social que estamos viviendo… Así que cuide a sus hijos y protéjalos de entornos violentos, incluyendo hasta videojuegos, películas y series de televisión.

 

Con gran expectativa regresan las Fiestas del Pitic a partir de hoy

Finalmente, luego de dos años de receso obligado por la pandemia, que no hay que olvidar sigue vigente, pero más controlada por la vacunación, este jueves regresan las Fiestas del Pitic en forma presencial, gracias a un gran esfuerzo del alcalde Antonio Astiazarán.

De tal suerte que usted podrá acudir a las decenas de escenarios para disfrutar ya sea de exposición de pintura, danza, música y por supuesto las presentaciones de grupos y cantantes de moda.

Hoy el menú contempla la presentación del Grupo Moderato, además de un concierto de la Orquesta Juvenil Sinfónica de Sonora, entre otros muchos más.

Así que aproveche el buen clima que ha imperado por las tardes para disfrutar en familia de los diversos espectáculos organizado precisamente con ese fin, de llevar la cultura hasta la banqueta para que todos y todas puedan gozar de un rato de esparcimiento.

En Sonora aumenta la precariedad de los salarios; no cubren lo básico

Como sabemos en México al igual que en gran parte de los países del mundo se vive una crisis económica por la pandemia, que se ha acrecentado por la guerra de Rusia en Ucrania, el aumento de la inflación, además de decisiones arrastradas desde antes de estas situaciones, que ocasionaron la salida de empresas  del país y la pérdida de empleos.

Pese a ello, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) la pobreza laboral en el país ha disminuido, esto es el número de personas a quienes no les alcanza su ingreso para adquirir la canasta básica, ya que el porcentaje poblacional  pasó de 42 por ciento al 38 por ciento en el primer trimestre de este año en comparación con el mismo periodo de 2021.

Quienes no tuvimos tanta suerte, fuimos los sonorenses, ya que al entidad se colocó en el cuarto estado en donde más creció la precariedad de los ingresos, solo atrás de Zacatecas, Hidalgo y Tamaulipas… Y esto a pesar de la instalación de empresas extranjeras, que se supone, ofrecen salarios dignos a sus trabajadores.

Pero lo que es una realidad es que la inflación que nos aqueja, aunado a que muchas empresas han mantenido los puestos de trabajo al igual que los salarios sin conceder aumentos debido a la pandemia, ha ocasionado que el ingreso sea insuficiente para cubrir las necesidades básicas del trabajador.

Esto naturalmente es una violación de la Constitución que establece que el salario de los trabajadores debe ser suficiente para vivienda, alimento, vestido, transporte y diversión y no, no es broma…

Correo electrónico [email protected]

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.