Falla juez a favor de padres de familia del Cobach

0

Sus hijos podrán seguir en el plantel VII

El Juez Segundo de Distrito concedió la suspensión definitiva a favor de los padres de familia del plantel Siete del Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora, luego de que autoridades educativas buscaban reubicarlos para cederles ese espacio a alumnos de la escuela Leona Vicario.

Fue el 7 de abril del año en curso cuando los padres de familia denunciaron esta atropello por parte de las autoridades de la Secretaría de Educación y Cultura, luego de que en la pasada administración, el entonces subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Onésimo Mariscal, pidió a personal de Bienes y Concesiones la donación de este plantel para el Cobach 7 por no contar el Estado con recursos para su construcción.

Jesús Benjamín Soto Beltrán, padre de familia y vocero, dijo que a principios de mayo se les concedió el amparo provisional, y el pasado lunes 16  la suspensión definitiva.

“El Juez Segundo de Distrito nos concedió la suspensión definitiva a favor de nuestros hijos, donde nos notifican que en las aulas tienen el derecho absoluto nuestros hijos hasta que concluyan sus estudios, por lo que las autoridades, tanto de la Secretaría de Educación como del Cobach, deben acatar la instrucción del juez”, explicó.

El representante de los padres de familia mencionó que a un costado de las instalaciones de la secundaria Lázaro Cárdenas donde se ubica el Cobach Siete, se localiza una escuela primaria muy amplia que no llevan clases por las tardes, y que sería una opción para que reubiquen a los niños de la Leona Vicario, y que los dejen el otro plantel a los futuros universitarios.

Soto Beltrán señaló que la última reunión que tuvieron con las autoridades de la SEC fue hace dos semanas, donde se les extendió copia del amparo provisional, y se les informó que no estaban de acuerdo con la reubicación, a lo que respondieron que no cederían y llegarían hasta donde tope porque es la instrucción que tenían. Ahora les hizo llegar la suspensión definitiva.

Sobre la declaración del Secretario de Educación respecto a que no se estaban violentando los derechos de sus hijos, el padre de familia manifestó que funcionario está mal informado, por lo que hizo un llamado a sensibilizarse y tomar conciencia de lo que está haciendo porque si está afectando a 220 jóvenes que cursan el segundo semestre en el Cobach 7.

“El Juez ya lo dictaminó, es un amparo definitivo, donde el plantel ya nos pertenece como Cobach 7, no podemos ser reubicados ni nos pueden quitar las instalaciones. Ya se le notificó a la autoridad, porque ellos ya tenían planeado colocar un cerco ahí, y si ellos entran en desacato pueden ser inhabilitados por 15 años y despedidos de su función”, puntualizó.

 

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.