En Sonora no hay casos de hepatitis atípica asegura director del HIES

0

La secretaría de Salud emitió una alerta para que se registre en una plataforma cualquier caso sospechoso de esta enfermedad que ataca gravemente el hígado de niños

En Sonora no han reportado casos de hepatitis fulminante de origen desconocido en niños menores de 10 años, padecimiento que generó la alerta epidemiológica en el mundo, informó Héctor Manuel Esparza Ledezma, director del Hospital Infantil del Estado (HIES).

En esta alerta epidemiológica para el país y el estado existen canales para la investigación y notificación de casos sospechosos, agregó el funcionario estatal al subrayar que la diferencia de una hepatitis común a una fulminante es la rapidez con la que el virus puede dañar el hígado.

A nivel federal y estatal, la Secretaría de Salud emitió una alerta en todas las unidades para que se tenga conocimiento del plan de acción, existen plataformas para casos sospechosos para notificar.

“Casos sospechosos es cuando se han descartado otras causas de hepatitis, no tienen hepatitis ni A, B, C, ni D, no hay consumo de drogas, alcohol y no tienen otras afecciones virales y se deberán reportar al grupo de hepatitis de origen desconocido”, añadió.

Reiteró que existe un formato de notificación y lineamientos para hacer la detección de la sospecha o la causa que lo genera; además, se debe vigilar desde el punto de vista epidemiológico, identificar en las unidades científicas las causas para determinar la prevención.

Los síntomas principales que se generan en este grupo de pacientes son muy similares a la de hepatitis A, que incluye sensación de malestar general, pueden o no tener fiebre, generar ictericia que son los ojos y piel amarilla, dolor abdominal, diarrea, vómito y en algunas ocasiones la orina de color oscuro, precisó.

“La hepatitis A generalmente se contagia a través de alimentos contaminados o higiene deficientes, pero como desconoce el origen de esta hepatitis, la invitación es mantener las medidas de higiene normal, con énfasis en el lavado de manos, la preparación de alimentos, verificar la fuente de los alimentos consumidos y no tomar agua de los vasos usados por personas  sospechosas”, resaltó.

El médico comentó que ante este padecimiento a nivel mundial no se recomienda restringir  viajes, los cuales son permitidos al igual que la convivencia de los niños en el ámbito escolar, porque se desconoce el modo de transmisión.

Los primeros casos reportados a nivel mundial se les relacionó con la vacuna contra Covid-19, pero todos los niños con hepatitis de origen desconocido no habían sido vacunados porque no estaban en el grupo de edades para recibir el biológico.

Agregó que todos los reportes que se conocen de niños con este padecimiento se han salvado; sin embargo, el que falle el hígado es una consecuencia seria porque se encarga de muchas funciones entre ellas la de coagulación y es un filtro para todas la sustancias tóxicas.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.