Descartan relación de osamenta y Cecilia Flores

0

Los restos óseos de una persona del sexo masculino localizados por integrantes del colectivo Madres Buscadoras de Sonora el pasado 14 de abril, no corresponden al hijo de la líder de dicha agrupación.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora informó ayer que se hizo el cotejo de muestras de ADN proporcionadas por Ceci Patricia Flores Armenta y la del cuerpo encontrado y no hubo coincidencia.

El informe revela que se aplicaron las pruebas de genética a los restos, después que la líder del grupo de rastreadores indicó que podrían ser los de su hijo Marco Antonio.

Añade que los estudios dieron un resultado negativo, mismo que fue comunicado a Flores Armenta, recalcando su apoyo en las labores de su colectivo, y de todos los grupos de buscadores.

 

Antecedente

La mañana del jueves anterior los integrantes de Madres Buscadoras de Sonora llegaron a un predio ubicado en la Costa de Hermosillo, en atención a un llamado anónimo en el que señalaron encontrarían restos humanos sepultados.

Las labores de exploración iniciaron en un terreno situado a seis kilómetros hacia el sur del entronque de la Carretera 100 y calle 20 Sur.

Tras varias horas de trabajo ubicaron un sitio donde tras escarbar hallaron el cuerpo de una persona del sexo masculino, boca arriba y con las piernas flexionadas.

Después del hallazgo, Flores Armenta indicó mediante su cuenta de twitter que podría tratarse de su hijo, pues había reconocido su dentadura y la forma craneal en los restos.

Marco Antonio desapareció el 4 de mayo de 2019, en Bahía de Kino, Sonora; dando origen al colectivo de búsqueda por parte de Ceci Patricia Flores Armenta.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.