Tienen escasas ventas en Feria del Libro

0

La crisis afectó a los expositores en el evento celebrado en la plaza Alonso Vidal

La recuperación ha sido difícil después de más de año de restricciones por la pandemia Covid-19 y todavía es más si se trata de lectores, la Feria de Libro en Hermosillo registró buena afluencia pero muy pocos compradores, los consumidores  de libros prefirieron  postergar darse un gusto en su hábito en la lectura.

La Plaza Alonso Vidal se convirtió en un acervo cultural  del 12 al 21 de noviembre, al ser la sede de la tradicional jornada en la capital de Sonora,  que por motivos de la pandemia fue suspendida en el año 2020.

Los representantes editoriales y distribuidores de libros coincidieron en que la afluencia fue buena, más no la venta, la mayoría de las personas recorrieron los diferentes puestos instalados, preguntaba por los precios  o por libros que no se expusieron.

Consideraron que esta situación es normal, después difíciles meses para todo el mundo las prioridades cambian, hasta de los más asiduos lectores.

El fomento a la lectura se ha convertido en una difícil tarea, al parecer lo tecnológico, y todo lo que genera, le gana al papel y a la tinta, pero los esfuerzos siguen y por ello las ferias de libros se mantendrán, destacaron los representantes de editoriales.

En esta ocasión la oferta fue variada, aunque destacaron los materiales para niños, desde cuentos infantiles hasta lecturas con mayor comprensión para los menores.

Los precios iban desde 20 pesos en ediciones  económicas y prácticamente de bolsillos hasta de 600 pesos, de acuerdo al empastado y la empresa que maquiló el material.

Este domingo se observó un buen número de personas que recorría el espacio, la mayoría eran grupos familiares que aprovecharon su estancia en la zona cívica de la ciudad para conocer las novedades editoriales.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.