Urgen cambios en servicio social de médicos

0

 

Al señalar que el servicio social tiene más de 70 años sin cambios sustantivos, especialistas urgieron a que se realicen modificaciones ante la violencia que se vive el País, y las condiciones y abusos que sufren médicos pasantes en las entidades.
Lo anterior se hace extensivo luego de que representantes de 29 federaciones, asociaciones y colegios médicos exigieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador seguridad para pasantes, pues el pasado miércoles el paramédico Luis Fernando Montes de Oca Armas y el conductor de la ambulancia donde viajaba Octavio Chabelo Romero fueron asesinados en Valparaíso, Zacatecas, cuando regresaban a Huejuquilla el Alto, Jalisco, tras haber trasladado a un paciente.
Malaquias López Cervantes, profesor en Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que el modelo actual de servicio social es deficiente y peligroso.
Explicó que los jóvenes son enviados a otras entidades con el objetivo de apoyar a la población, pero a donde los envían subsisten en bajas condiciones, no tienen un mentor del cual seguir aprendiendo, no se les brinda la protección requerida y realizan labores que no son propias de su encomienda.
Resaltó que el servicio social es una oportunidad formativa que se está perdiendo, debido a que en las comunidades no encuentra a maestros capacitados, a jefes médicos con disposición a enseñar.
Propuso que los pasantes sean asignados a unidades de salud que estén preparadas para la atención de primer contacto, para atención primaria y que trabajen junto con especialistas que les enseñen a este nivel. Además de garantizarles la capacitación, seguridad y apoyos a los lugares que sean enviados.
Resaltó que actualmente el servicio de salud mexicano está basado en médicos pasantes de servicio social, lo que calificó como preocupante, porque sobre los estudiantes se mantienen los hospitales, pero en condiciones de explotación y sin apoyo alguno.
Tello denostó que exista un acuerdo implícito sobre el recurso que proveen los estados a las instituciones a cambio de enviar a pasantes a los hospitales de Gobierno, por lo que llamó a un cambio radical del servicio social.
Para reformarlo propuso cuatro opciones: un año adicional de internado de pregrado hospitalario; 12 meses de pasantía en un laboratorio de investigación; un año de prácticas supervisadas en unidades de medicina familiar formales; y desarrollo académico en las nuevas áreas de difusión del conocimiento de salud para que sean electas entre estudiantes.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.