Dialogan académicos sobre la democracia mexicana en

0

El evento es convocado por la Cátedra UNESCO DCMÉT, 2021

Para reflexionar y analizar el proceso de transición a la democracia en México, en relación con el ejercicio de la ciudadanía, se llevó a cabo el panel “Características de una ciudadanía en una democracia difícil en México”, en el marco del Simposio Internacional sobre Democracia, Ciudadanía Global y Educación Transformadora convocado por la Cátedra UNESCO DCMÉT, 2021.

En el panel participaron Juan Poom Medina, profesor-investigador de El Colegio de Sonora; César Astudillo Reyes de la Universidad Autónoma de México (UNAM); y Eloy Rivas Sánchez, de la Universidad de Carletón (Canadá).

En su intervención, Juan Poom destacó que, de acuerdo con una investigación realizada con datos obtenidos del Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México, publicada por el INE y El Colegio de México, se buscó responder a la pregunta ¿qué características tienen los ciudadanos mexicanos que dicen estar desencantados de la democracia?

Destacó que los hallazgos concluyeron que una de las principales razones por las que las y los ciudadanos no están interesados en participar en los procesos democráticos del país, es debido al desencanto que tienen del sistema de gobierno.

“Un ciudadano mexicano que respeta más las leyes, que se preocupa por cumplir con el estado de derecho, es uno de los desencantados de la democracia”, enfatizó.

Explicó que una de las variables que analizó el estudio y que explica el desencanto, fue la variable apartidista, es decir, aquellos ciudadanos que no se sienten identificados con ningún partido político, pero que también reconocieron sentirse desencantados con la democracia y la forma de gobierno.

Resaltó que una de las características de la democracia que se vive actualmente es la de una clase política que se estableció en el poder y que generó una hegemonía en el sistema de partidos. Asimismo, dijo que la pluralidad política no ha terminado de madurar pese a las alternancias.

El profesor-investigador del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos del Colson, destacó que actualmente la democracia no solo es asediada por los grupos de poder, sino que también se le suman actores que están afectando la armonía de la sociedad, como son el crimen organizado y alta criminalidad.

Además subrayó la importancia de seguir trabajando, desde la academia, en proyectos encaminados a elevar o mejorar la calidad de la discusión ciudadana a partir de la sociología cívica.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.