Innovan en tratamientos contra cáncer

0

 

De un momento muy triste y oscuro, la vida de la enfermera Brianne Rodríguez logró dar un giro y recobrar la esperanza gracias a las innovaciones en el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Era apenas una niña cuando le diagnosticaron fibrosarcoma –uno de los más frecuentes tumores malignos de los tejidos blandos– en la mano derecha, por lo que tuvo que ser sometida a una amputación luego de que la quimioterapia no fuera efectiva.

En febrero de 2019, al poco tiempo de que celebraba 20 años en remisión, el cáncer estaba de vuelta, y de qué forma: etapa cuatro de sarcoma de tejido blando, con enfermedad metastásica en pulmón y páncreas.
«Esto fue francamente complicado porque yo estaba embarazada de mi primer bebé en ese momento», relató la enfermera en oncología pediátrica.
Gracias a las modernas pruebas genómicas con biomarcadores, se detectó en la joven la fusión de genes NTRK, una mutación que conduce a la producción de anormales proteínas de fusión TRK que hacen que las células cancerosas se multipliquen.
Así, en cuanto Rodríguez dio a luz a su hija de sólo 28 semanas de gestación, comenzó su terapia con medicina de precisión, en este caso con un inhibidor de la actividad de TRK, como los que en años recientes han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos.
«No hubo demora ni quimioterapia innecesaria o sufrimiento adicional. Pudimos atacar a mi cáncer de inmediato antes de que creciera o se diseminara más.
«Al día de hoy, han sido dos años desde que empecé la terapia. Mi enfermedad está estable, mi bebé ha crecido como una niña sana y feliz, y me siento bien, que creo que es lo importante. No hay efectos secundarios significativos, y eso me permite ser la mejor esposa y madre que puedo ser», consideró la joven.
Compartida durante la charla virtual Innovaciones en el diagnóstico y tratamiento del cáncer: ¿Cuáles son las barreras de acceso para los pacientes?, preámbulo de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés), la historia de Brianne ilustra la importancia de poner los avances revolucionarios en la atención del cáncer al alcance de quien los necesite.
«Soy apasionada de la importancia de la ampliación de las pruebas genómicas y de tratar de identificar nuevos pacientes que sean elegibles para medicina de precisión», subrayó la enfermera.
A decir del médico Ryan Huey, miembro del Departamento de Oncología Médica Gastrointestinal en el Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, hay un número creciente de pruebas médicas abiertas en Estados Unidos a pacientes con mutaciones específicas en su cáncer, y por tanto un creciente número de medicamentos de terapia dirigida.
Desafortunadamente, algunas minorías raciales y étnicas tienen menores rangos de muestreo que la población general, lo cual podría estar creando puntos ciegos para el desarrollo de biomarcadores y fármacos dirigidos.

Compartir.

Los comentarios se encuentran cerrados.