Sufre bebé quemaduras de segundo grado

0

 

Policías municipales auxiliaron a un pequeño bebé de ocho meses, quien sufrió severas lesiones al vaciar una olla con agua hirviendo sobre su cuerpo.

Los hechos se suscitaron en el transcurso de la tarde del lunes, cuando un automóvil llegó sonando el claxon en repetidas ocasiones a la Comandancia Zona 4 Cortijo de la Policía Municipal.

Al percatarse de ello, el agente de guardia Tánori Flores se aproximó al vehículo que era abordado por una mujer, una niña de 12 años y un niño de ocho meses de nacido.

La fémina, le pidió ayuda para llevar a su hijo menor al hospital, ya que le había caído el mencionado líquido hirviendo que utilizaba para cocinar, por lo que solicitó apoyo a sus compañeros.

El elemento de Transito Óscar Uriarte, llegó instantes después y los subió a la patrulla para trasladarlos al nosocomio más cercano, donde el infante recibió atención médica especializada y fue diagnosticado con quemaduras de segundo grado en el 85 por ciento de su cuerpo

Compartir.

Deje una respuesta