Preocupa modificación a Ley de Salud

0

 

Organismos empresariales de Sonora, externaron  su preocupación por la intención de legisladores de Morena que pretenden modificar la Ley de Salud de Sonora y prohibir la venta de alimentos y bebidas a menores de edad, con el fin de frenar la problemática de sobrepeso.

Los dirigentes de las cámaras locales de Comercio (Canaco), de Comercio en Pequeño (Canacope), de la Industria de la Transformación (Canacintra), de la Industria Restaurantera (Canirac) y de la Confederación Patronal de la República (Coparmex) , señalaron que la situación que atraviesa y el país y Sonora, exige la colaboración de todos a fin de promover el correcto funcionamiento de los motores de la economía.

En un comunicado, indicó que la iniciativa de la diputada de Morena, Miroslava Luján López, les preocupa el hecho “que sin una argumentación sólida se pretenda prohibir la venta de una serie de alimentos y bebidas a menores de edad”.

El proyecto legislativo surge del objetivo loable de contrarrestar los efectos negativos del sobrepeso y la obesidad en la población mexicana; no obstante, se estará legislando una materia que corresponde exclusivamente a la Federación por lo que de aprobarse el proyecto legislativo que nos ocupa implicaría una controversia jurídica.

En particular, observamos que las acciones que se pretenden prohibir son actos mercantiles cuya prohibición generaría una violación al Artículo 5º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos), en materia de libertad de comercio de una actividad lícita, y se violarían diversas disposiciones de la Ley de Infraestructura de la Calidad, misma que establece el libre comercio de productos que cumplan con las Normas Oficiales Mexicanas.

Además,  generaría un alto impacto económico negativo en toda la cadena de valor de la industria agroalimentaria, incluyendo productores artesanales y pequeños comercios, como misceláneas, abarrotes, loncherías, fondas, taquerías, entre otros, y se perderían empleos.

Adicionalmente, la prohibición tendría un impacto directo en los pequeños y medianos productores de cacao, chocolate, frutas deshidratadas, lácteos, cárnicos, productos a base de cereal, entre otros, condición que no sólo no resolverá el problema de sobrepeso y la obesidad, sino que incentivaría el mercado informal e impactará negativamente a las familias del Estado.

No omitimos señalar que en estos momentos el país se encuentra en una crisis económica profunda, la cual principalmente afecta a los pequeños comercios. Tan sólo a nivel nacional se estima que derivado de esta situación ya han cerrado más de 150 mil tiendas de abarrotes, por lo que esta política pondría a ese sector en Sonora en máximo riesgo.

Esta visión es coincidente con la planteada por el Gobierno Federal, a través del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se ha manifestado a favor del diálogo y no de medidas coercitivas, argumentaron.

En este sentido, también pedimos, dijeron, que en lugar de restricciones haya apertura al diálogo y exhortamos al Congreso del Estado a no castigar a los comerciantes locales y posponer la discusión de la reforma propuesta, en tanto no se realiza un análisis integral de la misma y se promueve un diálogo con los distintos sectores económicos y sociales del Estado de Sonora que se verían gravemente afectados por la misma.

Compartir.

Deje una respuesta