Con fulminante nocaut

0

Óscar Valdez quería cerrar bocas. Los momios no le favorecían, expertos y hasta campeones decían que «El Alacrán» era el favorito.
Pero el sonorense sacó en el décimo la izquierda cuando faltaba un segundo para terminar el episodio. Miguel Ángel Berchelt entraba y el golpe se incrustó en el rostro.
«El Alacrán» cayó a la lona de fea manera, de frente, por lo que el réferi tuvo que detener de inmediato el pleito celebrado en la burbuja del Hotel MGM Grand & Casino de Las Vegas.
Valdez se llevó el triunfo por nocaut a los 2:59 del décimo asalto para adjudicarse el cetro Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo. Mantuvo su etiqueta de invicto en 29-0, 23 KO’s.
Y previo al nocaut, el combate había sido de un solo lado. Valdez había dominado y en dos ocasiones –en el cuarto y noveno– había hecho que le dieran la cuenta de protección al hasta en ese entonces monarca.
Tras el nocaut, pues además se tardó varios minutos en levantarse, «El Alacrán» se fue directo a un hospital de Las Vegas para una revisión de rutina.
Se espera que armen una segunda pelea, pues en el contrato había cláusula de revancha si perdía Berchelt.

Compartir.

Deje una respuesta