Celebran “desangelados” Golden Globes en ceremonia virtual

0

Los galardonados recibieron desde sus hogares los premios y como en cualquier transmisión virtual se presentaron algunos problemas técnicos

La entrega número 78 de los Golden Globes, en su edición de 2021, tuvo una atípica forma de suceder, algo totalmente fuera de lo normal. Con los protagonistas de la ceremonia desde casa y dos sedes, en Nueva York y Los Ángeles, la premiación se dio en su totalidad a distancia, con los famosos de Hollywood mostrando su mejor versión desde sus hogares.

La pandemia de Covid-19 entregó momentos nunca antes vistos para los Golden Globes. Pero, pese a todo, las celebridades de películas y series de TV siempre mostraron buen ánimo, incluso, con momentos familiares que dejaron buen ánimo en millones de televidentes.

 

Algunos problemas técnicos y de tiempos

Como toda transmisión que sea realiza en vivo, con varios enlaces vía satélite al mismo tiempo, la planeación se notó al nivel de la magnitud del suceso. Fue precisamente en la primera estatuilla otorgada cuando la actriz Laura Dern presentó la categoría a Mejor Actor de Reparto, donde Daniel Kaluuya resultó vencedor por “Judas and the Black Messiah”.

Ante la sorpresa de su premio, alcanzó a saludar para luego padecer problemas de audio. Tras un momento de duda, se volvió al estudio con Laura Dern: “Como pueden ver, lamentablemente tenemos una mala conexión. Pedimos disculpas por ese problema técnico y enviamos todas nuestras felicitaciones a Daniel por ganar un Globo de Oro“.

Antes de que el siguiente presentador pudiera unirse al escenario, la transmisión en vivo de Kaluuya regresó con el actor diciendo: “¿Está encendido? ¿Puedes oírme ahora? Muy bien, genial”, esto ante la sorpresa de todos, pero con el discurso de Kaluuya bien brindado.

 

 Emociones desde casa con camaradería

La transmisión mostró a decenas de nominados, todos desde sus casas. Salvo los actores que estaban en estudio, fuera en Nueva York o Los Ángeles, para presentar a los nominados y ganadores, la gran mayoría del evento transcurrió vía remota. La sensación, de inicio de ceremonia, fue algo fría y lenta.

Luego, con el paso de las nominaciones, se percibió mucha camaradería entre los y las nominadas que, ataviadas perfectamente para la ocasión, se apoyaban a distancia.

La sensación fue la de estar en casa con las celebridades. Incluso, se pudo conocer un poco de sus hogares y, como en el caso de Catherine O’Hara o Mark Ruffalo, contaron con sus parejas a lado al ser nombrados ganadores, lo cual brindó una emoción extra al vencedor. En el caso de Ruffalo, sus hijos celebraron entre risas y brincos detrás de él, lo cual marcó un momento divertido.

 

Se perdió la el glamour de Hollywood

Algo que maximiza toda ceremonia de premiación de Hollywood, es la sensación de glamour que existe desde sus alfombras rojas y, sobre todo, durante la ceremonia como tal. En el caso de los Golden Globes aumenta como ninguna puesto que los invitados están colocados en mesas redondas con toda la producción de sus series o películas, lo cual da una mirada cálida del Hollywood de fiesta y cenas de gala.

Esto se perdió en esta ocasión. La transmisión fue correcta en su producción prácticamente en todo momento, pero el glamour de Hollywood quedó para mejor ocasión.

La conducción de Tina Fey y AmyPoehler dio poco y nada. Con dos maestras de ceremonias, colocadas a distancia cada una con escenarios de fondo muy similares, les colocó a la primera desde Nueva York y a la segunda desde Los Ángeles.

Compartir.

Deje una respuesta