Se suicida adolescente en Tamaulipas porque su mamá le quitó el teléfono celular

0

La madre del menor relató que la tarde del miércoles sostuvo una discusión con su hijo, de 13 años de edad, y como castigo determinó quitarle el aparato de comunicación

El haberle quitado su celular como castigo, además de otras depresiones profundas que ya sufría, fueron los detonantes para que un niño de 13 años se quitara la vida en el poblado de Nuevo Progreso, perteneciente al municipio de Río Bravo en el estado de Tamaulipas.

Personal de Protección Civil fueron alertados sobre el arribo de una familia y que les pedía el auxilio al traer en el coche al menor.

Lamentablemente ya no tenía signos de vida por lo que llamaron a los agentes de la Policía Investigadora para que atendieran el caso.

Los hechos ocurrieron a las 21:00 horas y de acuerdo a las primeras indagatorias el adolescente respondía al nombre de Luis “N”.

Martha “N”, madre del menor, explicó a las autoridades que la probable causa de su determinación fue el quitarle su teléfono celular, además de diversas depresiones profundas que el adolescente ya padecía.

Dijo que el miércoles a las cuatro de la tarde sostuvo una discusión con su hijo y como castigo determinó quitarle el aparato de comunicación.

El menor le aseguró que se quitaría la vida y después se retiró.

Ya por la noche notaron su ausencia y al entrarles la preocupación fueron a buscarlo hasta encontrarlo colgado cerca de la casa.

Al bajarlo procedieron a llevarlo a la delegación de Protección Civil donde lo recibieron.

Martha “N” agregó que su hijo ya le había comentado su deseo de suicidarse al ver la situación económica que en ocasiones padecían, además de que sufría  de bulimia.

Los restos fueron llevados al Servicio Médico Forense para practicar la autopsia de ley y confirmar que su deceso fue causado por él mismo.

Compartir.

Deje una respuesta