Derrota Teofimo López a Vasiliy Lomachenko

0

 

El invicto estadounidense de sangre hondureña, Teofimo «The Takeover» López, se consagró como campeón indiscutido de peso Ligero, al unificar las fajas de la Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo, Organización Mundial de Boxeo y el campeonato Franquicia del Consejo Mundial de Boxeo, la noche de este sábado en el MGM Grand de Las Vegas.

Luego de 12 asaltos, que carecieron de las emociones fuertes que se esperaban, las calificaciones correspondieron para López por tarjetas de 116-112, 119-109 y 117-111, sobre Vasiliy Lomachenko.

Teofimo mejoró a 16-0 con 12 nocauts, mientras que Vasiliy se quedó con 14-2 y 10 fueras de combate. La pelea pareció mucho más pareja e incluso daba la impresión de un empate como un resultado accesible o cerrado para Vasiliy.

El inicio de la batalla no resultó intensa, a pesar de que muchos esperaban que Teofimo abriera como un tren, pero salió a estudiar y a competir con ciencia ante Lomachenko, que al contragolpe se guardó mucho las manos, al menos en el primero, lo cual le dio una ligera ventaja al de origen hondureño.

Teofimo empezó a conectar más en el segundo, principalmente a las zonas blandas. De nueva cuenta se acercó a la humanidad del ucraniano, y hacia el final del asalto fue Lomachenko quien cerró con feroz combinación. Para el tercero, paciencia fue el aliado de ambos que trataron de no cometer errores y ello provocó que los escarceos fueran a cuentagotas, aunque cada vez peleaban más cerca.

En el undécimo fue Lomachenko quien más fuerte conectó a la humanidad de Teofimo, quien embravecido trató de ponerse de tú a tú con el dos veces campeón olímpico. De cualquier forma fue Vasiliy quien mejor se desempeñó, haciendo retroceder a su rival con veloces impactos con ambas manos, incluso a las zonas blandas.

Ya en el último, salieron a cruzar metralla sin dar ni pedir tregua. Lomachenko le hizo fallar, pero aún así el hondureño logró conectar fuertes derechas.

Vasiliy aguantó el castigo, pero también buscó hacer daño y metió fuertes izquierdas al rostro enemigo, pero arriesgando también, lo que provocó que también recibiera fuertes manos enemigas. Al final, Teofimo salió con un corte en el párpado derecho tras un cabezazo.

Compartir.

Deje una respuesta