Aprueba Cabildo nuevos nombramientos

0

 

En sesión ordinaria de Cabildo se aprobaron cambios en el gabinete de la Dirección de Agua de Hermosillo, Tesorería Municipal y jefatura de Oficina de Presidencia Municipal; también el iniciar el procedimiento de revocación de la concesión otorgada a la empresa Técnicas Medioambientales de México, S.A. de C.V (Tecmed), para el manejo del relleno sanitario municipal.

La presidenta municipal tomó protesta a Alfredo Gómez Sarabia, quien fungía como director de la Paramunicipal, como regidor suplente, puesto que estaba vacante tras el fallecimiento de Ignacio Lagarda Hermosillo en julio pasado; también se oficializó la renuncia del tesorero Daniel Sánchez González, quien asumirá la titularidad de Agua de Hermosillo.

López Cárdenas resaltó el compromiso de ambos funcionarios públicos en el cargo que desempeñaron, y reconoció el respaldo de Cabildo para llevar a cabo estos cambios en el gabinete.

“Estamos hoy aquí para cumplir cabalmente con una responsabilidad constitucional que hemos asumido todos, dando cumplimiento a lo que mandata la ley en amplio reconocimiento al enorme esfuerzo y trabajo que en su momento realizó nuestro compañero y amigo a quien siempre recordaremos con un profundo cariño: Ignacio Lorenzo Lagarda Hermosillo”, apuntó.
Asimismo se tomó protesta a María Lizbeth Gardner Ortega, quien se desempeñaba como jefa de la oficina de presidencia y ahora ocupará el cargo de tesorera municipal.

Durante la sesión también se aprobó la solicitud de un préstamo bancario por el monto de 100 millones de pesos para el pago en tiempo y forma de aguinaldos del personal que conforma el Municipio de Hermosillo, así como el inicio de procedimiento de revocación de la concesión del relleno sanitario de la ciudad por incumplir lo que establece el contrato, y así como del acuerdo del 28 de marzo del 2020 para la venta o subasta del predio denominado El Cárcamo, con una extensión de 98 mil 201 metros cuadrados.

Esto obedece principalmente a la oposición de grupos ciudadanos, y que ya no es necesaria la venta del inmueble como medida de emergencia para financiar la rehabilitación de vialidades, ya que dichos recursos se obtuvieron del Gobierno Federal.
Como parte del acuerdo también se autorizó el uso de suelo del terreno, para que sea patrimonio para la comunidad y sirva como un espacio público de convivencia para los ciudadanos.

Compartir.

Deje una respuesta